Horas antes del 2013, el Congreso de EE.UU. llegó a un acuerdo para evitar el Precipicio Fiscal (Fiscal Cliff, 1) [Ver boletín]. En este boletín se muestran las especificaciones de dicho acuerdo así como, sus repercusiones para México.

El Acuerdo

El trato acordado para evitar el Fiscal Cliff cubre los siguientes rubros (Para mayor detalle, ver cuadro 1):

  • Mantener bajos impuestos para la clase media
  • Los ricos pagan su parte justa
  • Inversiones para hacer crecer la economía desde la clase media
  • Reducir el déficit de una manera equilibrada

Los cambios a la ley de impuestos ocupan la mayor parte del acuerdo (Traducción libre del White House White Board, 2013).

El CBO (Congressional Budget Office), en su blog, explica los efectos que el acuerdo tendrá sobre el desempeño de la economía de EE.UU. Establece que la actual legislación, en comparación con la que amparaba al precipicio fiscal, reducirá los ingresos y aumentará el gasto, aumentando el déficit, en un total de 4.0 billones de dólares durante el periodo 2013-2022. El aumento del déficit presupuestal incrementará el pago de intereses por la deuda federal en un costo aproximado de 600 miles de millones de dólares es decir, 4.6 billones de dólares adicionales en el déficit durante los próximos diez años. Sin embargo, este acuerdo en comparación con las leyes vigentes en el año 2012 reducirá el déficit en los próximos años. Además, disminuirá el déficit en un rango de 0.7-0.8 billones de dólares menos, incluyendo el pago de los intereses por la deuda. En el cuadro 2 se puede observar la composición del acuerdo.

La legislación acordada para el año 2013 evitará la recesión a la que probablemente se habría llegado de caer en el precipicio fiscal (Gravelle, 2012). También, aumentará el crecimiento del PIB en el 2013 entre 1.5% y 1.8% en relación con lo que habría pasado bajo la ley anterior. También, según la CBO, el cambio en la ley por si solo aumenta el pronóstico 1.0% más. Sin embargo, el organismo considera que hay otros componentes del ajuste en juego que podrían afectar negativamente el crecimiento del PIB en el 2013 en 1.25%.

Este nuevo reglamento impositivo, recién promulgado por el congreso, conlleva a una mayor producción e ingreso para EE.UU. durante el 2013, en comparación con lo establecido dentro del precipicio fiscal, pero implica menor producción e ingreso para la próxima década. Es decir, al bajar las tasas impositivas para muchas personas, aumenta la producción, pero también aumenta el déficit lo cual disminuye el ahorro nacional y el stock productivo de capital, reduciendo la producción, en comparación con el abismo fiscal. El CBO, no ha estimado el impacto económico, en el largo plazo, de la legislación actual, pero establece que probablemente sea menos negativo a lo esperado.

Repercusiones para México

A nivel país, a lo largo de la discusión del acuerdo hubo una mayor volatilidad en la Bolsa Mexicana de Valores debido a la relación comercial con EE.UU. Además, al no caer en el precipicio fiscal, la economía estadounidense aumentará su producción durante el año 2013, como se mencionó anteriormente, conservando su demanda y contribuyendo a las exportaciones mexicanas (2). Es decir, este no será un efecto negativo para el crecimiento económico de México.

Dentro del ámbito financiero, en México, se esperan mercados más volátiles durante las próximas discusiones sobre el techo de la deuda y la discusión del gasto. La volatilidad, derivada de estas discusiones disminuirá en la medida en que se llegue a un acuerdo creíble y en el que se vea la intención de reducir el déficit presupuestal. Por la estrecha relación que México tiene con EE.UU. debe estar alerta a estos acontecimientos. Por ello, los estrategas de política deberán contemplarlos, dentro de las políticas públicas, para controlar los posibles efectos negativos (3). Es decir, al tomar en cuenta el riesgo impuesto por la economía norteamericana durante sus discusiones de políticas públicas, buscar manejar el flujo o cambio de capitales dentro de la economía mexicana pues ello afecta a las posibles inversiones que se generarían dentro del país.

Conclusiones

A través de este boletín, se expuso el acuerdo para evitar el precipicio fiscal de EE.UU. así como, la magnitud del efecto para dicha economía. Debe subrayarse que  dentro de las previsiones para el desempeño económico de México para el año 2013, a pesar de que el precipicio fiscal no sucedió, aún deberán considerarse las próximas discusiones sobre el techo de la deuda pública y el gasto público de EE.UU, al existir esta estrecha relación entre países vecinos.

(1) El Fiscal Cliff es el cambio en los reglamentos de impuestos (aumento de ingresos) y de gastos, su nombre se deriva del impacto que tendría en la economía de EE.UU. al grado de poder determinar si su producción continúa o no creciendo.

(2) Según la INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), durante el 2011, más del 75% de las exportaciones no petroleras son destinadas al país vecino.

(3) Por ejemplo, buscar fortalecer y desarrollar otras conexiones comerciales, sin depender de un solo socio comercial.

Ver referencias

  • CBO Blog. 2013. The “Fiscal Cliff” Deal. Congressional Budget Office. EE.UU.
  • Compton, Matt. 2013. The Seven Things You Need to Know About the Tax Deal. The White House Blog. EE.UU.
  • Edelberg, Wendy y Kowalewski, Kim. 2012. Economic Effects of Reducing the Fiscal Restraint That Is Scheduled to Occur in 2013. Congressional Budget Office. EE.UU.
  • Gravelle, Jane G. 2012. The “Fiscal Cliff”: Macroeconomic Consequences of Tax Increases and Spending Cuts. Congressional Research Service. EE.UU.
  • Hawley, Christina. 2012. Updated Budget Projections: Fiscal Years 2012 to 2022. Congressional Budget Office. EE.UU.
  • INEGI. 2012. Balanza comercial de mercancías por países y zonas geográficas. Recuperado de http://www.inegi.org.mx/sistemas/bie/?idserPadre=110003300050037000900100
  • White House White Board. 2013. 2012 Revenue Deal. The White House Blog. EE.UU.