El Financiero – 01 de Diciembre, 2014

Las tormentas registradas en la sonda de Campeche fueron uno de los factores que generó que la producción de crudo de Pemex se ubicara en 2 millones 362 barriles diarios en octubre de este año, 6.9 por ciento menos que la cantidad registrada en el mismo periodo en 2013.

La producción de crudo de Petróleos Mexicanos (Pemex) se ubicó en octubre en 2 millones 363 mil barriles diarios, reportando el dato mensual más bajo desde octubre de 1995, de acuerdo con información de los reportes operativos de Pemex.

En comparación con el mismo periodo del año pasado significa una caída de 6.9 por ciento, debido en parte al desalojo de 15 mil trabajadores de plataformas de la sonda de Campeche por las fuertes tormentas el 15 de octubre, informó el área de comunicación social de la empresa productiva del Estado.

El objetivo de producción de este año, de 2 millones 400 mil barriles diarios, que a octubre fue de 2 millones 443 mil barriles diarios en promedio, no ha sido comprometido, agregó Pemex.
Por su parte, las exportaciones de crudo tuvieron una caída de 4.6 por ciento en el décimo mes de 2014, como adelantaron las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) la semana pasada.

DE LA MANO, INGRESOS PETROLEROS

Un menor índice de producción de petróleo y de gas natural y la disminución del precio promedio de exportación de la mezcla mexicana, generan efectos negativos en los ingresos petroleros del país, que de enero a octubre descendieron 1.8 por ciento respecto al mismo periodo de 2013, al generar un billón 8 mil millones de pesos, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De acuerdo con especialistas la tendencia seguirá a la baja en el corto y mediano plazo, por lo que, para no dejar caer los ingresos, debe crecer la base gravable, pues a partir de 2015 cambiará la forma de generar ingresos petroleros debido a la reforma energética.

Es recomendable aumentar la base gravable, “es la forma efectiva de incrementar los ingresos tributarios, sin que haya un alza en los impuestos, puesto que hay un pacto fiscal hasta 2018. Se debe pasar de la economía informal a la formal”, expuso Fernando Ramones, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), coincidió en que aumentar la base gravable es la solución, pero es algo que no se ha logrado hacer desde hace 30 años.
“En el corto plazo no creo que pueda aumentar mucho, todavía hay que ver cómo avanzan las reformas que se hicieron. Habrá que recortar el gasto público, -pero- eso no va ocurrir antes de las elecciones (del próximo año); después de que éstas pasen habríamos de pensarlo seriamente”, señaló.

El último reporte de octubre de finanzas públicas y deuda pública de la SHCP difundido el viernes, señala que la producción de petróleo disminuyó 2.7 por ciento respecto al año anterior, la de gas natural se redujo 1.9 por ciento anual y el precio promedio de exportación de la mezcla mexicana pasó de 100.2 dólares por barril en octubre del año pasado a 93.4 dólares el décimo mes de este año.

Estas son las condiciones que influyen directamente en la disminución de los ingresos petroleros.

Debe considerarse que hasta 2014, estos son generados por los flujos de Pemex, derechos a los hidrocarburos, IEPS a las gasolinas y el impuesto a los rendimientos petroleros, explicó Ramones.
“El siguiente año, se quitan los derechos a los hidrocarburos, el IEPS a las gasolinas, los impuestos a los rendimientos petroleros”.

2015, AÑO DE TRANSICIÓN

El investigador del CIEP, señaló que 2015 será un año de transición para los ingresos petroleros, pues operará el Fondo Mexicano del Petróleo y comenzarán a verse los resultados de la Ronda Uno. También habrá impuestos por la actividad de extracción y exploración de hidrocarburos.

“En sí no he visto que añadan este último al esquema de ingresos petroleros, pero es un impuesto”. Explicó que las empresas productivas del Estado y las que entren a través de contratos vía la Ronda Uno, pagarán ISR.

Asimismo, se tendrán las transferencias del Fondo Mexicano del Petróleo, de las que las ordinarias serán por lo asignado a Pemex en laRonda Cero. Y las extraordinarias, que van a otorgar al sector público, después de la Ronda Uno, aunque esto se vería reflejado hasta 2016.
“2015 será un año complicado, están por delante las reformas estructurales, cuyo destino en el corto plazo dependerá de los precios del crudo; es un factor positivo que estará ahí. En el corto plazo habrá que lidiar con este ajuste, que me temo va durar varios años”, dijo.

VER NOTA