El pasado 20 de diciembre del 2012 la Cámara de Diputados aprobó el Decreto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2013 (PEF 2013). En este boletín se presentan los principales cambios realizados al Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2013 en el tema de educación; es decir, Función Educación y el Ramo 11 Educación Pública.

 1.      Cambios en la Función Educación

 1.1 Subfunciones

La Función Educación para el ejercicio fiscal 2013 contará con un total de 561,909.9 millones de pesos (mdp), lo que representa 0.4 por ciento más que lo propuesto por el Ejecutivo Federal y 0.6 por ciento más, en términos reales, de lo aprobado para el 2012. Esta cifra representa el 3.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) esperado para este 2013. La Ley General de Educación, en su artículo 25, señala que el monto anual que la Federación, las Entidades Federativas y Municipios deben destinar a este rubro no podrá ser menor al 8.0 por ciento del PIB, esto es 4.6 puntos porcentuales más de lo que el Gobierno Federal está aportando. De modo que, si las Entidades y Municipios en conjunto con el sector privado lograran aportar una cantidad similar a la de la Federación, el gasto total en educación sería de sólo 6.8 por ciento del PIB.

Estos recursos se encuentran divididos en seis subfunciones que indican el destino y propósito, en términos generales, de dichos recursos. Estas subfunciones son: educación básica, media superior, superior, posgrado, educación para adultos, y otros servicios educativos y actividades inherentes. Prácticamente sólo las subfunciones de educación básica y media superior presentan variaciones con respecto al PPEF 2013. La primera tiene un incremento del 0.6 por ciento y la segunda del 0.1 por ciento, en términos reales. Esto significa que la distribución de recursos aprobada sigue incrementando, en mayor medida, a la educación básica, haciendo caso omiso del compromiso adquirido por los Gobiernos Federal y Estatales, y aprobado por el poder Legislativo, sobre la obligatoriedad de la educación media superior y su objetivo de cobertura universal, que deberá cumplirse en ocho años.

El resto de las subfunciones muestran cambios en el PEF 2013 con respecto a lo aprobado en el PEF 2012. La educación superior muestra un incrementó de 3.6 por ciento, en términos reales, mientras que las subfunciones restantes contarán con menos recursos. En cuanto a la distribución de los recursos asignados a esta función entre sus subfunciones, la estructura se mantiene igual que en los últimos años. La educación básica concentra la mayor parte de los recursos, seguida de la educación superior, media superior, otros servicios educativos y actividades inherentes, educación para adultos, y finalmente posgrado (Cuadro 1).

 1.2 Ramos asociados

La Función Educación está asociada a cinco ramos administrativos: (06) Hacienda y Crédito Público, (07) Defensa Nacional, (08) Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, (11) Educación Pública, (13) Marina; y a dos ramos generales: (25) Previsiones y Aportaciones para los Sistemas de Educación Básica, Normal, Tecnológica y de Adultos, y (33) Aportaciones Federales para Entidades Federativas y Municipios. A través de estos se administran los recursos destinados a educación. De estos ramos, únicamente el Ramo 11 presenta un incremento con respecto al PPEF 2013, que es de 1.0 por ciento, mientras que el resto mantiene los recursos como fue propuesto por el Ejecutivo Federal. Sin embargo, con respecto a lo aprobado en el PEF 2012, si se aprecian cambios. Estos cambios, en términos reales, son positivos en el caso de los Ramos 07, 08, 13 y 33, en 18.4, 4.9, 2.1 y 2.1 por ciento, respectivamente, y negativos en el caso de los Ramos 11 y 25, en 0.8 y 3.9 por ciento, respectivamente. También se aceptó la inclusión del Ramo 06 a la Función Educación. Sobre la distribución de los recursos de la función entre los ramos, del mismo modo que en los años anteriores, los Ramos 33, 11 y 25 son los que concentran la mayor parte de los recursos (Cuadro 2).

1.3 Clasificación Económica

La clasificación económica que presenta la Función Educación en el PEF 2013 muestra un incremento del 0.4 por ciento, tanto en el gasto corriente como en el gasto de inversión, con respecto a la propuesta del Ejecutivo Federal en el PPEF 2013. Esta clasificación muestra, en el caso del gasto corriente, la cantidad de recursos que se destina a la prestación de los servicios educativos y otros programas presupuestarios, así como al pago de los profesores, directivos y administrativos tanto de las escuelas como de la propia Secretaría de Educación Pública. A su vez, el gasto de inversión o de capital, se refiere a los recursos destinados a la creación y mantenimiento de la infraestructura física.

El gasto corriente está compuesto por los servicios personales, los gastos de operación, los subsidios y otros gastos de corriente. Con excepción de los subsidios, que presentan un incremento del 1.8 por ciento con respecto al PPEF 2013, no se hicieron cambios en relación a lo propuesto por el Ejecutivo. En conjunto, estos representan el 96.8 por ciento de los recursos de la función. En cuanto al gasto de inversión, formado anteriormente por la inversión física, subsidios y otros de inversión, se realizó una redistribución de los recursos, de otros de inversión hacia inversión física. De este modo, se observa un incremento de 0.2 por ciento en inversión física con respecto al PPEF 2013, pero de 184.6 por ciento, en términos reales, con respecto al PEF 2012, al tiempo que desaparecen las asignaciones en otros de inversión. Por su parte, los subsidios tienen un incremento de 1.5 por ciento con respecto a lo propuesto en el PPEF 2013 (Cuadro 3).

2.      Cambios en el Ramo 11. Educación Pública

 2.1 Funciones y Subfunciones

El Ramo 11, que se refiere a la Secretaría de Educación Pública (SEP), tendrá 0.1 por ciento menos recursos, en términos reales, que en el 2012. Sin embargo, los 260,277.2 mdp que le fueron asignados para el ejercicio fiscal 2013, representan 3.7 por ciento más de lo que se había propuesto en el PPEF 2013. Dichos recursos serán distribuidos entre cuatro funciones: coordinación de la política de gobierno, recreación, cultura y otras manifestaciones sociales, educación, y ciencia tecnología e innovación. De ellas, educación concentra el 84.1 por ciento, seguida de recreación cultura y otras manifestaciones sociales con el 10.8 por ciento, ciencia, tecnología e innovación con 4.8 por ciento, y la coordinación de la política de gobierno con 0.2 por ciento. Los cambios que se presentan con relación al PPEF 2013 son sólo dos: (1) 33.6 por ciento más recursos a recreación, cultura y otras manifestaciones sociales, resultando una variación de 5.6 por ciento, en términos reales, con respecto al 2012 y; (2) un incremento del 1.0 por ciento a educación, que sin embargo se traduce en una disminución de 0.8 por ciento con respecto a lo aprobado para 2012. El resto de las funciones permanecen conforme a lo propuesto por el Ejecutivo Federal.

Por otra parte, las subfunciones que conforman la función deporte, cultura y otras manifestaciones sociales, presentan cambios sustanciales en la asignación de recursos. La subfunción deporte y recreación contará con 74.2 por ciento más recursos que lo propuesto en el PPEF 2013, lo que representa un aumento en términos reales del 12.3 por ciento con respecto al PEF 2012. Mientras que la subfunción cultura tiene un incremento de 23.9 por ciento con respecto al PPEF 2013 y de 3.5 por ciento, en términos reales, con respecto al PPEF 2012. En cuanto a la función educación dentro del propio ramo, sólo las subfunciones de educación básica y media superior presentan un cambio con respecto al PPEF 2013, de 6.1 y 0.1 por ciento, respectivamente. Sin embargo, aún así, la diferencia en términos reales respecto de lo aprobado para 2012 es de -4.9 y -3.8 por ciento, respectivamente (Cuadro 4).

2.2 Clasificación Económica

El gasto corriente presenta un aumento de 3.9 por ciento con respecto al PPEF 2013, generado a su vez, por los incrementos en subsidios y otros de corriente de 6.6 y 18.9 por ciento, respectivamente. En conjunto, el gasto corriente suma el 96.4 por ciento del total del gasto en la SEP. Por su parte, el gasto de inversión o capital también tiene un aumento en el PEF 2013 con respecto al PPEF 2013, pero únicamente del 0.5 por ciento, lo que en comparación con el PEF 2012, es 14.1 por ciento menos, en términos reales. En este caso, el incremento con respecto a lo propuesto en el PPEF 2013 de 1.5 por ciento para el ejercicio fiscal 2013 se da en los subsidios (Cuadro 5).

2.3 Ampliaciones por Programa Presupuestario

Las ampliaciones determinadas por la Cámara de Diputados a 15 programas presupuestarios del Ramo 11, suman 9,357.3 millones de pesos. De estos programas, a siete no se les asignaron recursos en el PPEF 2013, por lo que, de no ser por las modificaciones hechas por la Cámara de Diputados, estos programas habrían sido eliminados. Estos programas son: el programa de fortalecimiento a la educación especial y de la integración educativa, el programa nacional de lectura, el programa de escuela siempre abierta a la comunidad, el programa de fortalecimiento a la educación temprana y el desarrollo infantil, los apoyos complementarios para el Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB), el programa de fortalecimiento a las acciones asociadas a la educación indígena, y los programas de cultura en las Entidades Federativas.

De los ocho programas restantes, los de deporte y ciudades patrimonio mundial, presentan los mayores incrementos con respecto al PPEF 2013, los cuales son de 150 y 100 por ciento, respectivamente. En contraste, los subsidios federales para organismos descentralizados estatales y las actividades de apoyo administrativo, presentan incrementos menores con respecto al PPEF 2013, sin embargo, de los programas con ampliaciones, resultan ser los dos programas con mayores recursos (Cuadro 6).

3.      Comentarios Finales

Los recursos propuestos en el PPEF 2013 para el tema educativo fueron aprobados sin cambios sustanciales en el PEF 2013. Esta asignación de recursos no refleja las prioridades comprometidas en el Pacto por México. De la misma forma que en años anteriores, tanto la propuesta del Gobierno como las modificaciones hechas por la Cámara de Diputados, mantienen una distribución de recursos que en su mayoría se dedica al gasto corriente en educación básica, es decir, al pago de sueldos de profesores y administrativos de instituciones de educación preescolar, primaria y secundaria. Bajo dicha estructura, difícilmente se podrán poner en marcha los programas necesarios para reducir la deserción escolar en nivel medio superior, crear la nueva infraestructura que el nivel medio superior necesita para lograr una cobertura universal en el ciclo 2021-2022, o el incremento en el acceso a educación superior que es altamente demandado por los jóvenes. La no atención de estos compromisos, en conjunto con la falta de oportunidades de empleos formales y bien remunerados, engrosan año con año el fenómeno conocido como ninis (jóvenes que ni estudian ni trabajan).