URL corta: ciep.mx/2YbS

Desde principios del 2020 los precios del petróleo presentan una tendencia decreciente que los ha llevado a tener la mayor caída trimestral de la historia. Para hacer frente a esta coyuntura, el gobierno federal dispone de diversos amortiguadores financieros y fiscales, entre ellos, las coberturas petroleras. Se estima que en 2020 las coberturas petroleras otorgarán recursos de aproximadamente 150 mil millones de pesos, lo que compensa en 36% al monto total de ingresos petroleros que la Secretaría de Hacienda estima dejará de recaudar y en 77% a los ingresos petroleros del gobierno federal. Las coberturas federales compensan la pérdida de ingresos petroleros del gobierno federal, pero no otorgan ningún beneficio a los ingresos petroleros de Pemex.

1 Introducción

La LIF estipula que en 2020 los ingresos petroleros del sector público federal aporten 987.3 miles de millones de pesos (mmp), los cuales representan 16.2% del total de los ingresos federales. Para la estimación se tomó en cuenta un precio de 49 dólares por barril. Sin embargo, la caída de los precios del petróleo ha empujado a la SHCP a ajustar esta cifra. No obstante, un amortiguador contra este tipo de eventos son las coberturas petroleras, las cuales, se estima, proveerán de 150 mmp al presupuesto. El presente documento explica el funcionamiento de las coberturas petroleras para comprender el papel que juegan en proteger las finanzas públicas en la coyuntura actual.

2 Ingresos petroleros del sector público

Los ingresos petroleros del sector público están conformados por:

  • Los ingresos propios de Pemex. Estos incluyen los ingresos netos por ventas internas y externas, así como ingresos diversos derivados de servicios y aportaciones patrimoniales.
  • Los ingresos del gobierno federal. Estos incluyen los ingresos que el gobierno recibe a través del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo (FMP) y la recaudación del ISR que se produce por los nuevos contratos y asignaciones en materia de hidrocarburos.

En el cuarto trimestre de 2019, 59% de los ingresos de Pemex provinieron de las ventas nacionales, 40% por ventas externas y 1% por servicios. Del total de ingresos por ventas externas, 75% provienen de la venta de crudo y condensados. Nacionalmente, Pemex no vende crudo, pues lo ocupa como insumo en sus refinerías para transformarlo en petrolíferos.

Por otro lado, más del 97% de los ingresos del Fondo Mexicano del Petróleo están conformados por dos tipos de derechos: el derecho de Utilidad Compartida (DUC) y el derecho de extracción de hidrocarburos (DEXT). El DUC grava una tasa del 54% al valor de todos los hidrocarburos extraídos1, mientras que el DEXT grava una tasa mínima fija de 7.5% del valor del petróleo si el precio del barril está por debajo de 48 dólares; en caso contrario, se cobra una tasa variable que depende positivamente del precio del barril.2 Como puede apreciarse, el precio del barril de crudo es una variable determinante en la magnitud de los ingresos petroleros.

2.1 Caída de los precios del petróleo y consecuencias en finanzas públicas

Durante los primeros meses de 2020, la actividad económica mundial se ha visto afectada significativamente debido a las medidas que los gobiernos han implementado para contener la propagación del COVID-19. Esta afectación presionó los precios internacionales del petróleo a la baja desde principios de año. La velocidad de la caída de los precios se aceleró en marzo después de que las negociaciones entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados no hayan llegado a un acuerdo, y tras que la OMS haya declarado al brote del nuevo coronavirus como pandemia. Al terminar marzo, los precios del petróleo registraron la mayor caída trimestral de la historia.

Precio MME

Para México, la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) pasó de promediar 51.7 dólares por barril en enero a promediar 48.5 y 24.1 dólares en febrero y marzo, respectivamente. Este desplome de precios modifica las expectativas de ingresos petroleros que se estimaban recaudar con un precio del barril de 49 dólares. La SHCP estima que, con la coyuntura actual, el precio promedio del barril de crudo será de 25 dólares menos a lo originalmente estimado, ubicándose en 24 dólares promedio por barril en lo que resta del año. Asimismo, se estima una plataforma de exportación 5% menor a lo estimado. Con esto, la SHCP calcula que se recaudarán 414 mil 740 millones de pesos menos en ingresos petroleros, lo que representa una reducción de 44% con respecto a lo que se tenía originalmente presupuestado.

Además de la disminución de los ingresos petroleros, la SHCP también estima una reducción de los ingresos tributarios del orden de 155 mmp debido a la disminución de la actividad económica. Sin embargo, la caída de los ingresos petroleros y tributarios es compensada con mayores ingresos no tributarios del gobierno federal provenientes de los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) y de las coberturas petroleras, las cuales en conjunto aportarán 289 mmp de pesos extra con los cuales la SHCP estima que, el déficit total de los ingresos presupuestarios se ubique en 297 mmp.(Secretaría de Hacienda y Crédito Público 2020)

3 Coberturas

Para enfrentar los riesgos que la volatilidad de los precios del petróleo representa para el presupuesto, la SHCP contrata desde el año 2001 coberturas petroleras. Son un tipo de seguro que se activa cuando el precio del barril es menor a lo que se tenía estimado. De esta manera, el objetivo de la contratación es cubrir el valor de las exportaciones petroleras mexicanas a un precio consistente con el determinado en la Ley de Ingresos Fiscales del año correspondiente.

Las coberturas petroleras que compra el gobierno federal son opciones financieras que dan al comprador el derecho, pero no la obligación, de realizar cierta transacción sobre un bien subyacente, a un precio determinado, en una fecha acordada. En específico, se contratan opciones tipo put asiática.3 El pago de estas opciones está determinado por la diferencia entre el precio pactado y el precio promedio del activo subyacente sobre un periodo determinado de tiempo. Para ilustrar su funcionamiento, se pone de ejemplo la cobertura contratada en 2015. En ese año la cobertura cubrió 228 millones de barriles para un periodo total de un año a un precio de 76.4 dólares por barril. El promedio del periodo fue de 50 dólares por barril, 26.4 dólares menos a lo estimado para los ingresos. Esto implicó que la cobertura se activó y proveyó la cantidad de 6 mil 19 millones de dólares, cantidad que resulta de la multiplicación de 228 millones por 26.4.

Los recursos para el pago de las primas de las coberturas provienen del FEIP. Un subcomite técnico formado por expertos de la SHCP, Pemex, Secretaría de Energía y el Banco de México determinan las características de los instrumentos a contratar. Las coberturas petroleras federales es el acuerdo petrolero anual más grande del mundo y su contratación es un proceso complejo en donde la minimización de información es fundamental para evitar situaciones de inversión ventajista, actividad conocida en el ámbito financiero como front-running4 (Fondo Monetario Internacional 2012) . A partir de 2018, la información sobre cuántos barriles están cubiertos es reservado.

Hasta antes de 2020, las coberturas petroleras han otorgado al erario un total de 14 mil millones de dólares (Instituto Belisario Domínguez 2017). Los ingresos obtenidos son dirigidos al FEIP. Por su parte, desde 2017 Pemex también contrata sus coberturas petroleras, las cuales son independientes de las coberturas federales y representarían un ingreso para la paraestatal en caso de activarse. Las coberturas de Pemex no forman parte del presente análisis.

4 Coberturas petroleras en 2020

Como ya se mencionó, la SHCP ha estimado que se ocuparán 289 mmp de recursos provenientes del FEIP y de las coberturas petroleras del gobierno federal. El saldo del FEIP se ubicó en 158.5 mmp al cierre de 2019. Si se toma en cuenta que el FEIP mantendrá un remanente de 30 mmp y que no se esperan ingresos extraordinarios del Fondo5, es posible estimar que 150 mmp de los recursos provendrán de las coberturas petroleras. Esto implica que las coberturas petroleras amortiguarán el 77% de los ingresos petroleros del gobierno federal y el 36% de la caída de los ingresos petroleros totales.

Tomando en cuenta la estimación del 2020, los ingresos históricos a millones de precios constantes de 2020, suman 449.8 mmp, mientras que sus costos suman 288.5 mmp. Esto da ingresos netos de 161.2 mmp, por lo que se puede declarar que, en general, la contratación de las coberturas petroleras ha sido exitosa en cuestión de costo-beneficio.

Es importante notar que los ingresos por parte de las coberturas son para la federación, no para Pemex. Pemex sigue exportando crudo de manera formal y este solo cuenta con sus propias coberturas, las cuales abarcan el 14% de la producción promedio observada en enero y febrero. Sin embargo, el bajo precio del barril no es la única variable que afecta los ingresos de Pemex: en enero de 2020, con un precio de exportación observado de 51.7 dólares por barril, Pemex generó ingresos por el 40% de lo que se tenía estimado con un precio de exportación de 49 dólares.

5 Comentarios finales

Los números demuestran que la contratación de las coberturas petroleras ha sido una estrategia acertada, pues los ingresos obtenidos de estas son mayores que los costos de su contratación.

Si bien se estima que la cobertura de 2020 cubra el 77% de los ingresos petroleros del gobierno federal y el 36% de la caída de los ingresos petroleros totales, las coberturas federales no representan ningún ingreso extra para Pemex. Aún no es posible determinar si el precio promedio del petróleo se ubicará en 24 dólares por barril; a pesar del acuerdo de la OPEP, los precios internacionales del crudo siguen estando a la baja.6 Ante caídas del precio del petróleo, a partir del presente análisis es posible estimar que las coberturas garantizan la mayor parte de los ingresos petroleros del gobierno federal, pero los ingresos propios de Pemex no, y esto implica que, en el agregado, las coberturas no pueden compensar la pérdida de ingresos petroleros totales.

Los ingresos petroleros por parte de Pemex podrían ya estar sobreestimados, pues la producción petrolera efectiva de enero y febrero ha sido de mil 750 mbd. Además, se acordó con la OPEP producir mil 681 mbd en los meses de mayo y junio. Sin embargo, la SHCP actualizó la estimación de los ingresos petroleros teniendo en cuenta una producción promedio de mil 850 mbd. Esto implica que la producción petrolera real es menor que las nuevas estimaciones de la Secretaría de Hacienda.

La sobreestimación de los recursos petroleros causa consecuencias negativas para el presupuesto: en el año 2019, con un precio del barril arriba de lo que se estimó, los ingresos del sector petrólero fueron 88.7 mmp menores a lo esperado. Esto llevó al gobierno echar mano de 129 mmp del FEIP, lo que agotó sus recursos, pues de tener 280 mmp al cierre de 2018, sus recursos se ubicaron en 158.5 mmp al cierre de 2019. Si no se hubiesen sobreestimado los ingresos petroleros en 2019, el FEIP hubiese aportado 88.7 mmp más para hacer frente a la coyuntura actual.

Finalmente, hay que destacar la magnitud de la desaparición de recursos del FEIP, el cual perdió el 89% de sus recursos en un periodo de dos años.


  1. 54% del valor de los hidrocarburos, después de las deducciones establecidas en el artículo 40 de la Ley de ingresos de Hidrocarburos.↩︎
  2. Para más detalles sobre los ingresos derivados del sector energético, revisar el documento del CIEP (Centro de Investigación Económica y Presupuestaria 2017)↩︎
  3. Una opción put es un contrato que da a su comprador el derecho, pero no la obligación, a vender un activo a un precio predeterminado, hasta una fecha concreta.↩︎
  4. Front-running es una práctica que consiste en adelantarse a un intercambio, debido a que se tiene información privada sobre una transacción que influenciará el precio del activo, lo que resulta en una ganancia a favor de quien hace la práctica.↩︎
  5. Se espera que el FEIP obtenga un monto importante de recursos provenientes del remanente de operación del Banco de México, producto la depreciación del peso frente al dólar. Sin embargo, este monto será recibido hasta abril de 2021↩︎
  6. El 20 de abril de 2020 el precio del barril WTI presentó cifras negativas.↩︎

Ver referencias

Centro de Investigación Económica y Presupuestaria. 2017. “Mapeo de Los Ingresos Del Sector Energético Mexicano.” Disponible en https://ciep.mx/mapeo-de-los-ingresos-del-sector-energetico-mexicano/.

Fondo Monetario Internacional. 2012. “Mexico’s Oil Price–Hedging Program.” Disponible en https://www.elibrary.imf.org/view/IMF071/12631-9781616353797/12631-9781616353797/ch15.xml?language=en&redirect=true.

Instituto Belisario Domínguez. 2017. “Las Coberturas Petroleras Como Medio de Protección Para Las Finanzas Públicas.” Disponible en http://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/bitstream/handle/123456789/3775/1%20Publicaci%c3%b3n%20Coberturas%20petroleras.pdf?sequence=6&isAllowed=y.

Secretaría de Hacienda y Crédito Público. 2020. “Pre-Criterios Generales de Política Económica 2021.” Disponible en https://www.finanzaspublicas.hacienda.gob.mx/work/models/Finanzas_Publicas/docs/paquete_economico/precgpe/precgpe_2021.pdf.