El Siglo de Torreón – 11 de Noviembre, 2014

El Presupuesto 2015 propone gastar 1’243,137.1 mdp en Desarrollo Económico y 2’554,588.0 mdp en Desarrollo Social. También propone 347,924.4 mdp para Gobierno y 974,352.1 mdp en Otras clasificaciones no consideradas en las funciones anteriores (participaciones federales y pago de deuda).

“En materia de desarrollo social y desarrollo económico, no hay un cambio mayor a 1.0 % respecto de lo aprobado en 2014, que refuerce la política social ni el crecimiento económico”, advierte el CIEP en el documento Implicaciones del Paquete Económico 2015.

En cambio, el presupuesto de 2015 propone un incremento de 3.8 % para las funciones de gobierno y de 3.3 % para Otras funciones no clasificadas (participaciones federales y pago de deuda).

En términos de objeto de gasto, el mayor incremento en términos reales lo registra la deuda pública con 6.9 %, seguido por servicios generales (6.6 %) y servicios personales (3.9 %).

“El discursos oficial dice que vamos a tener más desarrollo social o mayor inversión, pero en la inversión que se nos propone no hay una reestructuración del gasto, no hay un realineamiento de prioridades, que deberían cambiar si estamos hablando de una transformación de fondo”, asegura la investigadora Suny Villa, del CIEP.

Un ejemplo es la obra pública, dice el análisis. En este rubro, el presupuesto crece 2.5 %, pero representa el mismo gasto que en 2014, en términos de PIB. Esto “no plantea un refuerzo en la inversión de obra pública por parte del Estado y cabe mencionar que el recién anunciado programa de infraestructura considera principalmente inversión por parte del sector privado”, explica el CIEP.

Un ejemplo es el presupuesto asignado a Transporte. En el rubro Transporte Aéreo hay un incremento de 10,356.63 mdp por la construcción de un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México. Sin embargo, el transporte por carretera muestra un decremento real de 17,863.2 mdp.

Esto demuestra, destaca el CIEP, que hay algunos cambios en asignaciones presupuestales que no son sinónimo de cambio estructural.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2015 hay 750 programas presupuestarios, de los cuales 14 concentran 50 % del total del gasto propuesto y sólo 24 tienen asignado más del 1 % de los recursos.

En comparación con 2014, hay 67 programas que cambiaron de nombre, 62 se eliminaron y se crearon 52 nuevos que conservan proporcionalmente el mismo presupuesto.

“En eso consiste la gran transformación que nos han anunciado: cambios de nombre que ni siquiera se ven reflejados en cambios de presupuesto o en cambios en las reglas de operación”, asegura la investigadora Villa.

Qué caso tiene que tengamos 700 programas si la mayor parte del gasto se concentra en 24, cuestiona Villa.

“Si realmente queremos hacer algún tipo de estudio de eficiencia del gasto deberíamos fijarnos en todos estos pequeños programas que sí son un beneficio, pero que deberíamos buscarles un mecanismo más eficiente para gastar mejor”, dice la investigadora.

Por su importancia en el presupuesto y su impacto entre la población, el mejor ejemplo de lo anterior es Prospera, que ocupa el lugar de Oportunidades.

Prospera tiene propuesto un presupuesto de 74,991.3 mdp de los cuales, 53.16 % está destinado al Desarrollo Social (Ramo 20), 37.71 % a la Educación (Ramo 11) y 8.03% a la Salud (Ramo 12).

El CIEP destaca que, a pesar de que la Coordinación Nacional de Prospera recibe mayores recursos que su antecesor, éstos se concentran en actividades de apoyo administrativo, las cuales se incrementan 55.5 % en términos reales.

“Con Prospera quisimos poner un ejemplo de lo que sucede con muchos otros programas: se le agrega presupuesto, pero cuando vemos en qué se gasta, tenemos que gran parte se va a servicios personales”, dice Sunny Villa, investigadora del CIEP.

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de 2015 también presenta cambios modestos y algunos negativos en los recursos asignados a la función salud y al pago de pensiones y jubilaciones respecto al PEF 2014.

“Esto indica que, una política de seguridad social universal, que considere otorgar servicios de salud mínimos y una pensión para adultos mayores para la totalidad de la población mexicana aún quedará pendiente en 2015”, advierte el CIEP.

Además, advierte, a pesar de que el gasto propuesto para pensiones se incrementa casi 1.0 %, este aumento no favorece al pago de pensiones del IMSS, ISSSTE o a la Pensión Universal.

“Tenemos una población cada vez más vieja y no vemos una reorientación para tener más recursos para salud que se correspondan con el incremento de las necesidades de la población ni con la población misma. Son pocos los nuevos ingresos para cubrir estos costos, el crecimiento es casi nulo”, asegura Villa.

Seguimos gastando como hace 10 años, asegura la especialista, pero “en unos pocos años tendremos que hacer una reestructuración del gasto seria o seguir por el camino del endeudamiento”, dice.

LOS GANADORES EN EL PRESUPUESTO

El año pasado el Congreso aprobó otorgar al Presidente de la República un salario de 254,581 pesos durante 2014 (sueldo más prestaciones). Para 2015, Enrique Peña Nieto solicita un salario de 248,674 pesos, esto es, 2 % menos.

Otras instancias, en cambio, han solicitado incrementos importantes. Entre ellas, el Instituto Nacional Electoral (INE) pide un presupuesto de 18,572 mdp. El monto se dividirá en dos partes: 13,217 mdp para la operación del organismo y 5,355 mdp para el financiamiento de los partidos políticos.

El nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México recibiría unos 16,200 mdp del presupuesto federal para sus obras relacionadas. Se tiene proyectado que su primera fase concluya en 2020, con una inversión inicial estimada en 169,000 mdp, tanto de recursos públicos como privados.

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) solicita 90 % más recursos de los que recibió para este año, es decir, la institución quiere 1,170 mdp para el próximo año, cuando para 2014 sólo se le asignaron 613 mdp.

Para la Gendarmería Nacional, la administración federal planteó destinar 5,092 mdp, en tanto que para otorgar subsidios en materia de seguridad pública para entidades y municipios propuso disponer de 4,894 mdp.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) pide 478 mdp para acabar con los monopolios.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) costarán, respectivamente, 350 y 400 mdp. Hasta este año, ambas instituciones dependían enteramente del gobierno federal, pero con la aprobación y entrada en vigor de la Reforma Energética adquirieron el estatus de órganos coordinados, lo que significa que tendrán mayor libertad para regular a las empresas del sector.

Datos

Los ramos administrativos que resultan favorecidos, con incrementos reales en el Presupuesto 2015, son:

  • -Pago de Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores: 93.3 %
  • -El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación: 84.5 %
  • -La Comisión Federal de Competencia Económica: 55.7 %
  • -El Instituto Nacional Electoral: 51.8 %
  • -Turismo: 17.3 %
  • -Energía: 12.6 %
  • -El Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa: 9.7 %
  • -Defensa Nacional: 5.7 % y Marina: 6.2 %
  • -Trabajo y Previsión Social: 6.2 %
VER NOTA