La Jornada – 17 de febrero de 2016

Los ingresos petroleros equivalentes a 2.5 por ciento del producto interno bruto (PIB) previstos por el gobierno federal para 2016 en la Ley de Ingresos de la Federación no se alcanzarán ni aunque el barril de petróleo llegue a venderse a 30 dólares ni con coberturas petroleras equivalentes al 0.60 por ciento del PIB, advirtió el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

En un análisis realizado antes de que la Secretaría de Hacienda y el Banco de México dieran a conocer el nuevo recorte presupuestal por 132 mil millones de pesos, equivalentes al 0.7 por ciento del PIB y de los cuales 100 mil millones se aplicarán en Petróleos Mexicanos (Pemex), es decir 3 de cada 4 pesos, el CIEP planteó tres escenarios sobre los ingresos petroleros a partir de que el barril del crudo mexicano se venda a 20, 25 y 30 dólares, con un tipo de cambio estimado en 19, 18.5 y 18 pesos, respectivamente.

El CIEP, creado desde 2010 por investigadores y académicos especializados en finanzas públicas, también remarcó que en la revisión del presupuesto de Pemex se debe tomar en cuenta que el 81.3 por ciento de su gasto total se concentra en sólo tres rubros: inversión pública (52 por ciento), servicios personales (16.6 por ciento) y deuda pública (12.6 por ciento).

“El reto para Pemex se encuentra en buscar las alternativas a esos capítulos para reducirlos de forma que su gasto logre ser más eficiente y eficaz a las circunstancias que se encuentra el sector petrolero”, indicó.

Sobre los tres escenarios de ingresos petroleros para este año, el análisis a cargo de Fernando Ramones Fernández, uno de sus investigadores, planteó en primer lugar que con un precio de 20 dólares por barril y un tipo de cambio de 19 pesos por dólar se obtendrían ingresos por 228 mil 520.6 millones de pesos, equivalentes a tan sólo 1.18 por ciento del PIB. Si a tal cantidad se le agregan las coberturas petroleras estimadas en 0.60 por ciento del PIB, en total el gobierno federal obtendría 1.78 por ciento del PIB, es decir 0.72 puntos por debajo de la meta oficial.

En el segundo escenario, se estimó un precio de 25 dólares por barril a un tipo de cambio de 18.5 pesos por dólar. Los ingresos petroleros se elevarían a 281 mil 889.76 dólares en este cao, equivalentes a 1.46 por ciento del PIB. Al agregar otro 0.49 por ciento del PIB por coberturas petroleras, se obtendería el equivalente al 1.95 por ciento del PIB, lo que implica más de medio punto porcentual (0.55 puntos) debajo del 2.5 por ciento esperado.

Por último, el CIEP calculó su tercer escenario con la venta de cada barril de crudo a 30 dólares y un tipo de cambio de 18 pesos. Los ingresos petroleros sumarían 333 mil 589.8 millones de dólares equivalentes al 1.72 por ciento del PIB que sumados a otro 0.37 por ciento del PIB por coberturas petroleras,llegarían a 2.09 por ciento del producto interno bruto, una diferencia de 0.41 puntos de la previsión oficial.

Por Pidiregas, gasto en inversión se cuadriplicó desde 2004

En cuanto a los gastos de Pemex en los últimos 12 años, el CIEP hizo notar que el capítulo 6 mil, referido a inversión pública, es el que más ha crecido. De hecho se cuadriplicó al pasar de 69 mil 301.9 millones de pesos en 2004 a 285 mil 278 millones en 2015, lo que implica un incremento de 311 por ciento.

El CIEP explicó que tal salto en dicho rubro fue por el crecimiento de 247.7 por ciento por “un reconocimiento histórico de la deuda Pidiregas por parte de Pemex Exploración y Producción” en el presupuesto ejercido de 2008 a 2009.

En cuanto al capítulo 9 mil, referido a la deuda pública se registró un incremento de 28.8 por ciento en el mismo periodo al pasar de 43 mil 200 millones de pesosa 55 mil 656 millones de pesos. El CIEP señala que el promedio de gasto en este rubro en el periodo referido fue de 47 mil 57 millones de pesos, pero dicho monto fue rebasado en niveles que oscilaron entre los 55 mil y 75 mil millones de pesos en los años 2006, 2007, 2015 y también en el presupuesto de egresos de la federación de este año.

También hubo un incremento de 28 por ciento en el capítulo mil, referido a servicios personales, al pasar de 72 mil 420 millones de pesos en 2004 a 92 mil 831 millones en 2015. Es un rubro que no ha dejado de crecer en los 12 años del periodo mencionado y sólo para 2016 se prevé una caída de 2.03 por ciento, según el análisis.

VER NOTA