• Al cierre de 2014, el monto de la deuda de Quintana Roo, Nuevo León y Coahuila era mayor que un año de todos sus ingresos.
  • Distrito Federal y Estado de México disminuyeron su deuda con respecto a sus Participaciones considerablemente; a 105% y a 52.8% respectivamente.
  • Guanajuato es el estado que cuenta con menor plazo para pagar su deuda y, en los últimos 10 años, ésta se multiplicó 2.6 vecesrespecto a su PIB.
  • Tlaxcala es el único estado que no se ha endeudado en los últimos 10 años.

(7 de mayo de 2015) – El nivel de endeudamiento de algunas entidades federativas ha crecido considerablemente en los últimos 10 años; Quintana Roo, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Veracruz, Sonora y Nayarit son algunas de las entidades que incrementaron su nivel de deuda sustancialmente entre 2004 y 2014. Sin embargo, todos los estados deben pagar una tasa de interés promedio ponderada menor en 2014. Además, a excepción del Estado de México, Querétaro y Guanajuato, las entidades federativas gozan de un mayor plazo para pagar sus deudas. Esto genera mejores condiciones de pago, ya que el pago de capital se distribuye entre más años.

En los últimos 10 años, hay entidades federativas que mostraron un considerable incremento en el nivel de endeudamiento respecto a su PIB, indicó el investigador del CIEP, Kristobal Meléndez Aguilar. Por ejemplo Chihuahua, que de 2004 a 2014, pasó a endeudarse de 2.4% a 9.2% de su PIB estatal; su nivel de endeudamiento se multiplicó 3.83 veces. La deuda de Quintana Roo se multiplicó 5.06 veces, la deuda de Chiapas se multiplicó 9.71 veces, la deuda de Nayarit se multiplicó 11.8 veces y la deuda de Coahuila se multiplicó 65 veces, todas respecto a su PIB. En promedio, en los últimos 10 años la deuda de los estados, respecto a su PIB, se multiplicó por 1.94 veces.

A pesar de este incremento, cabe destacar que de las 32 entidades federativas, 21 tenían un nivel de endeudamiento menor al promedio nacional en 2014. En adición a esto, en 2014 también se vieron mejoras en las condiciones de pago que tienen los estados. Por ejemplo, la tasa de interés promedio ponderada que deben pagar las entidades disminuyó. Tamaulipas aún es la entidad con la tasa de interés más alta (de 12.20% en 2004 a 8.35% en 2014) y Aguascalientes tuvo la tasa de interés más baja (de 9.10% en 2004 a 3.82% en 2014), a excepción de Tlaxcala, que tiene cero deuda. A pesar de seguir pagando la tasa de interés promedio ponderada más alta a nivel nacional, el nivel de endeudamiento de Tamaulipas respecto al PIB estatal cerró en 2014 por debajo del promedio nacional.

El Estado de México y Querétaro gozaban de un menor plazo para pagar sus deudas en 2014, pero en los últimos 10 años, su nivel de endeudamiento disminuyó más de la mitad respecto a sus Participaciones. En el caso contrario está Quintana Roo, que tuvo el mayor endeudamiento respecto a sus Participaciones a nivel nacional en 2014. Aunado a esto, no obtuvo una mejora considerable en el plazo promedio de vencimiento de deuda, por lo que su pago de capital crecerá bastante en los próximos años.

Más información disponible en el boletín publicado por CIEP:

http://ciep.mx/entrada-investigacion/endeudamiento-de-las-entidades-federativas-2004-2014/