CNN Expansión – 02 de Diciembre, 2014

Luego de seis recortes al hilo en sus pronósticos de crecimiento económico en los últimos dos años, la Secretaría de Hacienda implementó el uso de un rango para emitir sus estimaciones, pero que carece de un escenario central.

Para 2015, la dependencia encabezada por Luis Videgaray, emitió una meta de crecimiento en un rango de 3.2% a 4.2%, argumentando que esta metodología brinda más información sobre las expectativas de crecimiento y de los escenarios factibles, además de que permite a los diversos sectores de la economía una mejor planeación.

“Es una medida favorable porque plantear una proyección puntual es extremadamente imprecisa (…) pero también se requiere un pronóstico puntual y sobre este hacer el rango”, comentó el director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada.

Los pronósticos de crecimiento son utilizados por agentes económicos, como las empresas, para planear proyectos de inversión, de expansión o sus estrategias de crecimiento. Aunque los especialistas indican que no se puede pronosticar el futuro, coincidieron en que se requiere de un punto base.

“Es una decisión acertada, todos los que hacen pronósticos lo hacen mediante rangos, como el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF); sin embargo, damos a conocer una estimación media”, detalló el presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del organismo, Federico Rubli.

Los expertos señalaron que el rango del Gobierno es amplio (un punto porcentual). Por su parte Hacienda argumentó que instituciones como la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) utiliza los rangos de estimaciones de crecimiento para sustentar sus decisiones de política monetaria, no obstante, éste es de entre 2 y 4 décimas.

El director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal, dijo que los recortes que ha realizado Hacienda son una llamada de atención para que haga más transparente su metodología, pues sus estimaciones “se prestan a dudas”.

“No se conoce la metodología de Hacienda para sus pronósticos y ahora con un rango no hay manera de hacer planeación financiera”, dijo Villarreal.

En este escenario, Foncerrada refirió que las empresas tienen otras referencias para las proyecciones de crecimiento como la encuesta mensual que realiza el Banco de México, así como instituciones privadas que deben ser consultadas, ya que las estimaciones del Gobierno siempre serán las más altas.

Hacienda explicó que el rango se actualizará de manera periódica con base en la información trimestral del Producto Interno Bruto (PIB) publicada por el INEGI.

“El futuro es incierto y hay que manejarlo con rangos. Usar un rango es ser menos pretencioso. Se debe reconocer la incertidumbre pero se debe matizar con un escenario central”, dijo Jonathan Heath, vicepresidente del Comité Indicador del IMEF.

VER NOTA