Arena Pública – 22 de Octubre, 2014

La migración de un 10% de los trabajadores de Petróleos Mexicanos del régimen pensionario actual -donde se jubilan con el 100% de su salario- a uno de cuentas individuales a cargo de una Afore, costará al erario poco más de 2 mil millones de pesos, según explicó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El organismo llegó a esta conclusión luego de observar un aumento de 46.6% en el rubro de aportaciones estatutarias al seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación 2015 con respecto a los recursos destinados en 2014.

Las aportaciones estatutarias son los recursos del presupuesto público que el gobierno federal destina directamente a las Administradoras del Fondo de Ahorro para el Retiro (Afores).

En 2015 se estableció un monto de 6 mil 378.8 millones de pesos para dichas aportaciones, contra los 4 mil 350 millones de pesos aprobados en 2014, una diferencia de 46.6% que equivale a 2 mil 028.8 millones de pesos más. Del 2013 al 2014 el aumento fue de 9% equivalente a 368 millones de pesos.

De acuerdo con el CIEP el aumento a las aportaciones estatutarias del Ramo 19 -relativo a la seguridad social- sólo puede obedecer a dos circunstancias:

Primero. Un aumento en el número de trabajadores incorporados al régimen pensionario del IMSS a través de un régimen que entró en vigor el 1° de julio pasado denominado de Incorporación al Seguro Social.

Dicho régimen se creó recientemente para dotar de seguridad social a los trabajadores que recién migran a la formalidad al inscribirse dentro del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

Una opción que el CIEP descarta de inmediato porque de ser así, las cuotas que el gobierno federal destina a cada cuenta individual de ahorro para el retiro que adminstra el IMSS o el ISSSTE tendrían que observar un incremento en similar proporción.

El rubro denominado cuota social al seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez observa un aumento de sólo 8% en el presupuesto 2015 respecto al del año presente, al pasar de 25 mil 916 millones de pesos a 28 mil 012.7 millones de pesos.

De tal forma que la segunda opción y más viable para explicar el incremento presupuestario de 46.6% en las aportaciones estatutarias es que el presupuesto de egresos para el 2015 ya contempla -en dicho concepto- los recursos necesario para que alrededor de 12 mil trabajadores de Pemex transiten del esquema actual al de cuentas individuales.

En agosto pasado el director corporativo de finanzas de Petróleos Mexicanos, Mario Beauregard Álvarez, declaró a un medio nacional que la paraestatal estimó que podría llegar a una negociación con el sindicato para que cerca del 10% del personal en activo -125 mil 788 trabajadores- pase a un régimen de cuentas individuales.

El considerable aumento presupuestal para las aportaciones estatutarias sin una correspondencia en el presupuesto de las cuotas sociales no deja en claro de qué forma los trabajadores de Pemex podrían realizar la migración a cuentas individuales de ahorro para el retiro.

Podría presumirse que no migrarán a las cuentas individuales del régimen pensionario del IMSS o el ISSSTE, ya que las cuotas sociales que el gobierno federal destina anualmente a las cuentas individuales bajo estos regímenes no registra un aumento similar al de las aportaciones estatutarias.

Tampoco es claro si la migración entre regímenes pensionarios se realizará a través del servicio de salud de la paraestatal que es financiado por el propio Pemex, concluye el CIEP.

VER NOTA