URL corta: ciep.mx/l87r

En 2019 se planea gastar 15 mil mdp en el programa Sembrando Vida de la Secretaría de Bienestar, el cual apuesta al bienestar de la población en la actualidad. La CONAFOR tiene objetivos similares, pero con visión de sostenibilidad a mediano y largo plazo, sin embargo, cuenta con un presupuesto 10 veces menor (mil 154 mdp).

1 Introducción

En el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019 se observan cambios en las políticas públicas del país de distintos sectores a través de las asignaciones de recursos a los programas presupuestarios. Algunos programas modificaron su nombre, otros desaparecieron, otros sufrieron recortes significativos y otros son de nueva creación.

El caso de los programas de la antigua Secretaría de Desarrollo Social, ahora Secretaría del Bienestar, lo muestra al desaparecer cinco programas que tenían un presupuesto equivalente a 6 mil 422 millones de pesos en 2018 (Comedores comunitarios, Diconsa, Atención a  jornaleros agrícolas, Empleo temporal y Subsidios para programas para jóvenes), y crear dos programas nuevos: Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente y Sembrando vida con 8 mil 500 mdp y 15 mil mdp, respectivamente. La figura 1 muestra que el presupuesto de la Secretaría creció de 103 mil mdp a 146 mil mdp (42% real), incrementando, principalmente, el monto destinado a las pensiones 68 y más, pero el tercer programa con más recursos de la Secretaría del Bienestar es Sembrando Vida.

El objetivo de este boletín es comparar los resultados esperados, cobertura, población objetivo y trayectoria de los programas Sembrado Vida y Apoyos para el Desarrollo Forestal Sustentable con la finalidad de tener elementos que permitan analizar si sus objetivos son el bienestar actual o la sostenibilidad* de la población.

*Se utiliza el término sostenibilidad para incluir la parte humana o social vinculada a la sustentabilidad de los recursos naturales en el tiempo.

Figura 1. Presupuesto para Desarrollo Social/Bienestar

 

 

 

2 Sembrando Vida

El programa Sembrando Vida se crea en 2019 con la finalidad de contribuir al bienestar social e igualdad social y de género con la finalidad que los sujetos agrarios con ingresos inferiores a la línea de bienestar rural, en localidades rurales, cuenten con ingresos suficientes para hacer productiva la tierra (DOF 2019a). Este programa opera bajo la modalidad de Otros Subsidios con lineamientos que indican lo siguiente:

Cobertura territorial. Sembrando Vida iniciará en 19 entidades federativas de la República Mexicana (Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán).
Población objetivo. Sujetos agrarios mayores de edad habitantes de localidades rurales con ingresos inferiores a la línea de bienestar rural y que posean 2.5 hectáreas de tierra disponibles para trabajar en un proyecto agroforestal.
Tipo de apoyo. Los beneficiarios recibirán 5 mil pesos mensuales por sembrar y cuidar 2.5 hectáreas de tierra. De los 5 mil pesos, 500 deben ser ahorrados de la siguiente manera: 450 pesos en una cuenta de ahorro en instituciones financieras de las localidades y 50 pesos en un tipo fideicomiso nombrado Fondo para el Bienestar administrado por BANSEFI. También incluye apoyos en especie como plantas, insumos y herramientas, viveros comunitarios y biofábricas, y acompañamiento técnico y formación permanente.

La Secretaría de Bienestar espera apoyar a 200 mil personas que cumplan con los requisitos establecidos para cubrir 500 mil hectáreas durante 2019, lo que equivale a 12 mil mdp para subsidios, mientras que el resto podría destinarse a los apoyos en especie y actividades administrativas.

3 Comisión Nacional Forestal

El programa Apoyos para el Desarrollo Forestal Sustentable es operado por la CONAFOR bajo la modalidad de Reglas de Operación, lo que quiere decir que es un programa estructurado, con componentes, con apoyos específicos y con seguimiento y evaluaciones que permiten conocer los beneficios y áreas de oportunidad que tiene (CONEVAL, 2018). La CONAFOR, según sus Reglas de Operación, tiene como objetivo principal contribuir a mejorar y desarrollar las capacidades locales y regionales de las personas propietarias, legítimas poseedoras y usuarias de los terrenos forestales, preferentemente forestales o temporalmente forestales, para incentivar la protección, conservación y restauración de los recursos forestales, así como impulsar una estrategia de fortalecimiento a la producción forestal sustentable que apoye la reactivación de las economías locales, generar empleo y conservar los ecosistemas forestales, todo ello con el fin de contribuir a un desarrollo económico incluyente mediante la conservación y el manejo sustentable participativo y competitivo de los recursos forestales (DOF, 2019b). Para lograr este objetivo, las reglas de operación establecen lo siguiente:

Cobertura territorial. Los apoyos de CONAFOR se han otorgado en las 32 entidades federativas del país. Hasta 2017 se llegó a 22.5 millones de hectáreas para fomentar la conservación activa de los ecosistemas forestales mediante incentivos económicos a personas propietarias o legítimas poseedoras de terrenos forestales.

Población objetivo. Ejidos y comunidades con recursos forestales, personas propietarias y legítimas poseedoras con recursos forestales y sus organizaciones, grupos participativos de interés común definidos como elegibles, cámaras, empresas, sociedades, asociaciones u organizaciones legalmente constituidas.

Tipo de apoyo. Se entregan apoyos a través de siete componentes que contemplan desde los estudios técnicos y la capacitación de las personas y/o grupos hasta el desarrollo de proyectos productivos sustentables y enlace con los mercados:

  1. Estudios Técnicos Forestales. Elaboración de estudios para aprovechamiento legal de recursos forestales.
  2. Gobernanza y Desarrollo de Capacidades. Brinda cursos y talleres para mejorar capacidades y habilidades de beneficiarios.
  3. Restauración Forestal y Reconversión Productiva. Apoya proyectos integrales de reforestación, restauración forestal y reconversión productiva.
  4. Silvicultura, Abasto, Transformación y Comercialización. Creación de proyectos que impulsen el potencial productivo bajo los principios del manejo forestal sustentable.
  5. Pago por Servicios Ambientales. Incentivos económicos a personas para incorporar prácticas de buen manejo y así promover la conservación y manejo sustentable de los ecosistemas.
  6. Plantaciones Forestales Comerciales. Establecer y mantener plantaciones forestales comerciales para incrementar la producción y productividad forestal del país.
  7. Contingencias Ambientales Forestales. Para prevenir, combatir y controlar plagas e incendios forestales.

Los apoyos son otorgados a los beneficiarios a través de convocatorias durante las cuales deben entregar documentos de acuerdo con el apoyo solicitado. Los documentos entregados son elaborados en conjunto con un asesor técnico que es certificado por CONAFOR. El número de personas o grupos apoyados depende de la suficiencia presupuestal (DOF, 2019b)

En específico, el componente de Pago por Servicios Ambientales, que es el que presenta más similitudes con el programa Sembrando Vida, otorga entre $280 y $1,100 pesos por hectárea al año, más un monto entre $16,500 y $40,000 pesos al año, dependiendo del tamaño del terreno, como incentivo económico para fomentar la captación de agua, el mantenimiento de la biodiversidad, la captura y conservación del carbono, los cuales benefician a centros de población y al desarrollo de actividades productivas.

4 bienestar y sostenibilidad

El programa Sembrando Vida tiene un enfoque esencialmente social con un componente de incentivos productivos, mientras que los apoyos que otorga la CONAFOR acentúa una visión sostenbile de las áreas forestales con un enfoque social y productivo. El primero apuesta al bienestar actual, mientras que el segundo tiene un alcance de bienestar a mediano y largo plazo.

Sembrando Vida hace una transferencia de dinero a población rural que vive con un ingreso menor al de la línea de bienestar de estas área, tratando de incorporar un componente productivo y posiblemente ambiental al provocar que estas personas establezcan sistemas productivos agroforestales, el cual combina la producción de los cultivos tradicionales en conjunto con árboles frutícolas y maderables (Oviedo Castillo T.H., 2019).

La CONAFOR, por su parte, tiene un enfoque integral al contar con apoyos que empiezan desde la realización de estudios de viabilidad agroforestal y productiva, hasta incentivar la producción sostenible y vinculación con el mercado para que los grupos de personas que reciben los beneficios de esta institución puedan crear y fortalecer un proyecto productivo que les permita generar mayores ingresos para mejorar su calidad de vida (DOF, 2019b).

5 Comentarios finales

La similitud entre estos programas permite cuestionar la creación de un nuevo programa bajo la operación de la Secretaría de Bienestar, cuando existe la CONAFOR que desde 2012 gestiona el tipo de proyectos y acciones que incluye Sembrando Vida.

La CONAFOR ya cuenta con una planta certificada de técnicos que apoyan a los grupos, ejidos y comunidades para elaborar los proyectos; tiene resultados de evaluaciones que permiten fortalecer y mejorar sus operaciones, tipo de apoyos y entrega de los mismos (CONEVAL, 2018); cuenta con Reglas de Operación estructuradas que fomentan la transparencia y rendición de cuentas; y desde 2010 ha implementado estrategias de entrega de apoyos con un sentido de gradualidad, es decir, apoya a grupos desde su creación hasta su inserción en el mercado impulsado por organismos internacionales como el Fondo de Desarrollo Agrícola (FIDA) y Banco Mundial (CONAFOR, 2019).

 

Sin embargo, el presupuesto 2019 planeado para Sembrando Vida es de 15 mil mdp, mientras que para el programa de Apoyos de la CONAFOR es de mil 154 mdp, 47% menos que en 2018 (ver figura 2). Estos dos programas podrían existir bajo las Reglas de Operación de CONAFOR para tener una política de bienestar sostenible integral que incluya la sustentabilidad de los recursos naturales, así como la creación y apropiación de proyectos productivos por parte de la población vulnerable que les permita mejorar sus ingresos y calidad de vida a largo plazo.

Figura 2. Presupuesto de CONAFOR

 

 

Ver referencias

CONAFOR (2019). Proyecto de desarrollo sustentable para las comunidades rurales de
las zonas semiidas. Disponible en https://www.gob.mx/conafor/documentos/
proyecto-de-desarrollo-sustentable-para-las-comunidades-rurales-de-las-zonas-

CONEVAL (2018). Ficha de monitoreo 2016-2017. apoyos para el desarrollo sustentable.
Disponible en https://www.coneval.org.mx/Evaluacion/Documents/EVALUACIONES/FMyE_2016_2017/FMyE_16_S219.pdf.

DOF (2019a). Acuerdo por el que se emiten los lineamientos de operación del programa sembrando vida. Disponible en https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=
5548785&fecha=24/01/2019.

DOF (2019b). Reglas de operación del programa apoyos para el desarrollo forestal sustentable 2019. Disponible en http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5551178&
fecha=26/02/2019.

Oviedo Castillo, T.H (2019). Resumen sobre programa sembrando vida.

Secretaría de Hacienda y Crédito Público (2017). Presupuesto de Egresos. Disponible en
https://www.pef.hacienda.gob.mx/es/PEF2018/.

Secretaría de Hacienda y Crédito Público (2018). Presupuesto de Egresos. Disponible en
https://www.pef.hacienda.gob.mx/es/PEF2019/.