Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, A. C.

Proyecto de Presupuesto de Egresos 2013: Secretaría de Educación Pública

[my_elementor_php_output]
URL corta: https://ciep.mx/YpV6

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2013 (PPEF),  además de ser analizado por funciones, que se refieren al propósito del gasto, se puede analizar a través de ramos administrativos, que son los encargados de administrar los recursos mediante diferentes actividades institucionales y programas, o asignándolos a diferentes unidades responsables. De este modo, y dando continuidad al boletín que analiza la función educación,[1] en este boletín revisaremos el ramo que corresponde a la Secretaría de Educación Pública (SEP). A diferencia de la función educación, el ramo de educación pública presenta una disminución de 3.7 por ciento, en términos reales, respecto a lo aprobado para el 2012.

¿En que gasta la Secretaría de Educación Pública?

Para el 2013, el Gobierno Federal propone destinar 250,919 millones de pesos a la Secretaría de Educación Pública. Estos recursos se encuentran divididos en gasto corriente y gasto de inversión. El gasto corriente se compone de servicios personales, gastos de operación, subsidios y otros de corriente, y es a través de ellos que los programas pueden operar. El gasto de inversión, también conocido como gasto de capital, representa los recursos destinados a crear o mantener la infraestructura necesaria para otorgar los diferentes servicios brindados por el gobierno, y está conformado por la inversión física, los subsidios y otros de inversión.

El gasto corriente representa el 96.3 por ciento de los recursos totales del ramo, mientas que el de capital sólo el 3.7 por ciento restante. Ambos presentan una disminución real de 3.3 y 14.5 por ciento, respectivamente, con respecto a lo aprobado para el 2012. A su vez, los gastos de operación, subsidios y otros de corriente, también presentan disminuciones en términos reales del 19.7, 1.0 y 41.2 por ciento, respectivamente. Al contrario, los servicios personales aumentaron 2.8 por ciento, en términos reales, y representan el 37.2 por ciento del gasto corriente.[2] En el caso del gasto de inversión, sus tres componentes presentan reducciones de 17.2, 9.5 y 3.4 por ciento en términos reales, en comparación con lo presupuestado para el año 2012 (Cuadro 1).

¿Para que gasta la Secretaría de Educación Pública?

Para responder a esta pregunta es necesario conocer como asigna sus recursos entre las diferentes funciones y subfunciones. Por ejemplo, la mayor parte de sus recursos está destinada a la función educación, que representa el 86.4 por ciento del total de los recursos del ramo. Después, está la función de recreación, cultura y otras manifestaciones sociales que cuenta con el 8.4 por ciento, seguida de ciencia, tecnología e innovación con el 5 por ciento. Finalmente, la coordinación  de la política de gobierno tiene sólo el 0.2 por ciento de los recursos.

Por otra parte, cada una de estas funciones cuenta con un nivel más específico de destino del gasto, las subfunciones. En este caso, la función educación que es la que concentra la mayor parte de los recursos del ramo, está conformada por seis subfunciones: educación básica (16.6%); media superior (30%); superior (42.7%); posgrado (1.7%); educación para adultos (2.7%) y; otros servicios educativos y actividades concurrentes (6.3%).[3] Estas subfunciones, con excepción de educación superior, presentan una reducción, en términos reales, en su presupuesto con respecto a lo aprobado para 2012.

Por otra parte, la función de recreación, cultura y otras manifestaciones sociales, que tiene la segunda mayor cantidad de recursos asignados se compone por dos subfunciones: deporte y recreación (19.4%); y cultura (80.6%). Al igual que la propia función tiene una reducción, en términos reales, de 21 por ciento con respecto a lo aprobado en el presupuesto de 2012, estas subfunciones tienen una variación real de -35.5 y -16.4 por ciento, respectivamente. La función de ciencia, tecnología e innovación también tiene una variación real negativa de 2.1 por ciento, y del mismo modo, sus subfunciones; investigación científica (-2.1%), desarrollo tecnológico (-4.3%) y servicios científicos y tecnológicos (-2.8%), presentan variaciones negativas con respecto a lo aprobado para el año 2012. Únicamente la función de coordinación de la política de gobierno obtuvo un incremento presupuestal de 17 por ciento en términos reales, con respecto al presupuesto del año anterior (Cuadro 2).

Programas presupuestarios

Finalmente, el nivel más desagregado en el presupuesto de egresos es el de los programas presupuestarios. El PPEF 2013, propone para la SEP 16 (principales) programas presupuestarios, en su estrategia programática, las cuales se traducen como acciones a realizar (PPEF 2013). Estos 16 programas principales suman 69,264.8 millones de pesos, lo que representa el 27.6 por ciento del total de los recursos del ramo. Esto representa un incremento real de 10.3 por ciento con respecto a lo aprobado en 2012 para estos mismos programas.

Sólo dos de estos 16 programas representan el 52 por ciento del total de los recursos que les fueron asignados, estos programas son: la Prestación de servicios de educación técnica (34.3%) y  la Investigación científica y desarrollo tecnológico (17.7%). Mientras que los programas con menores recursos son: el Programa de apoyo a la infraestructura cultural de los estados (PAICE); el Programa piloto de becas – salario; y el Programa de apoyo a las comunidades para la restauración de monumentos y bienes artísticos de propiedad federal (FOREMOBA), los cuales suman el 1.2 por ciento del total. Ocho de estos programas presentan reducciones en términos reales, con respecto a lo que les destinaron para el 2012, siendo el de mayor variación el Programa de acciones compensatorias para abatir el rezago educativo en educación inicial y básica (-8.4%). Seis programas presentan incrementos reales respecto a lo aprobado para 2012, destacando el PAICE con un aumento de 455.2 por ciento, y el Programa nacional de becas y financiamiento  (PRONABES) con un incremento de 112.9 por ciento. Finalmente, hay dos programas nuevos que provienen de los acuerdos del Pacto por México,[4] que en conjunto representan el 1.7 por ciento de los 16 programas principales: el de laptops para niños que cursan quinto y sexto de primaria (que contaría con mil millones de pesos) y el programa piloto de becas – salario, con  200 millones de pesos (Cuadro 3).

Comentarios finales

El ramo 11 de educación pública presenta una reducción en su presupuesto, respecto a lo aprobado para 2012, e igualmente sus funciones y subfunciones tienen variaciones reales negativas con excepción de la coordinación de la política de gobierno, es decir, la parte administrativa. La mayor parte de los recursos se encuentra en educación media superior y superior, lo que concuerda con el propósito de aumentar la cobertura en estos niveles y que fue uno de los acuerdos del Pacto por México. Sin embargo, la subfunción media superior desentona al tener una propuesta menor, en términos reales, de su presupuesto. En cuanto al objetivo de incrementar el desarrollo de ciencia y tecnología, también acordado en el Pacto, no concuerda con la propuesta de presupuesto, ya que en lo que respecta a la SEP, la subfunción correspondiente presenta un saldo negativo con respecto a lo aprobado el año anterior. Finalmente, la parte que corresponde a cultura y deporte también muestra una disminución, en términos reales, con respecto al presupuesto aprobado para el 2012. Por último, en cuanto a los 16 principales programas presupuestarios, se observa un saldo positivo entre los aumentos y disminuciones de los recursos de los programas.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Recientes

Videos

Transición económica y demográfica en América Latina
Transición económica y demográfica en América Latina
Conversatorio | Paquete Económico 2022
Conversatorio | Paquete Económico 2022
Implicaciones del Paquete Económico 2022
Implicaciones del Paquete Económico 2022
Las finanzas locales, clave para la recuperación post-pandemia
Las finanzas locales, clave para la recuperación post-pandemia
Beneficios Fiscales en América Latina ¿Privilegios o estímulos a la economía?
Beneficios Fiscales en América Latina ¿Privilegios o estímulos a la economía?
Ingresos públicos en México: Hacia un nuevo sistema fiscal
Ingresos públicos en México: Hacia un nuevo sistema fiscal
Presentación | La vacuna contra la desigualdad
Presentación | La vacuna contra la desigualdad
Las finanzas públicas de Pemex
Las finanzas públicas de Pemex
Anuncio de ganadores #ExplorandoDatos 2021
Anuncio de ganadores #ExplorandoDatos 2021
Explorando Datos 2021
Explorando Datos 2021

Podcasts

Newsletter

Recibe a tu correo electrónico novedadese información del CIEP.

¡Suscríbete al CIEP!

CONTACTO

Centro de Investigación Económica y Presupuestaria. Puebla 151 Letra O, Col. Roma Norte, Del. Cuauhtémoc, CDMX, C.P. 06700 info@ciep.mx / (55) 53.40.86.88
Contacto de prensa: Mariana Villalba
marianavillalba@ciep.mx

El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria es un organismo de la sociedad civil, sin fines de lucro ni agenda partidista, que provee información y análisis accesibles, relevantes y técnicamente sólidos para mejorar y democratizar las discusiones y la toma de decisiones en economía y finanzas públicas, con el propósito de darle sostenibilidad al sistema fiscal en beneficio de las generaciones presentes y futuras. Por lo tanto, no provee de propuestas específicas que modifiquen las leyes ni la política pública.

Descarga el PDF

¡Aquí está el documento que solicitaste!