URL corta: ciep.mx/cKdm

«El gasto de inversión para 2019 aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) es de 715 mil 566 millones de pesos (mdp), equivalente a 2.9% del PIB, pero solamente la mitad, 370 mil 522 mdp (51.8%), corresponden a infraestructura

1 Introducción

El gasto de inversión se compone de varios rubros, uno de ellos es la construcción, mantenimiento o rehabilitación de obras (infraestructura). También engloba el pago en materiales, suministros, compra de bienes inmuebles, inversiones financieras y participaciones y aportaciones a las entidades federativas. Uno de los fines de la inversión en infraestructura es fortalecer la conectividad entre regiones y construir obras para llevar bienes y servicios a la población mexicana.

A finales del 2018 el Foro Económico Mundial (WEF, 2018) presentó el Índice de Competitividad en Infraestructura. Este índice mide la calidad y extensión de infraestructura de servicios públicos, así como la conectividad entre zonas geográficas. México tiene una calificación de 72.9 y se encuentra en la posición número 49 de 140 países. Dentro de este índice, México ocupa el lugar 85 en Pérdidas de transmisión y distribución de energía eléctrica, 74 en Eficiencia de los servicios de tren y 70 en Eficiencia de los servicios aéreos.

Lo anterior contrasta con la inversión realizada durante los últimos seis años en estos rubros, ya que los ramos de Comunicaciones y Transportes (SCT), Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) recibieron, en promedio, 95.1% del gasto en infraestructura.

El objetivo de este boletín es mostrar cómo se compone el gasto de inversión y cuánto corresponde a obra pública e infraestructura. Esto permitirá entender hacia dónde se dirige el gasto en este concepto para 2019.

2 Gasto de inversión

Existen diferentes formas de analizar el gasto de inversión y saber en qué se gasta el presupuesto, una de ellas es la clasificación económica. Aquí se identifica la naturaleza del gasto, ya sea corriente o de capital. El primero se encuentra involucrado en materiales, sueldos y salarios, entre otros. El segundo, se enfoca en la adquisición de bienes muebles, inmuebles e intangibles. Además incluye la compra de edificios, terrenos, mobiliario y equipamiento, entre otros. También, se asigna para obra pública y proyectos productivos.

El PEF 2019 destina 715 mil 566 mdp en gasto de inversión equivalente a 12.3% del Gasto Neto Total (GNT) y 2.9% del PIB, esto representa un aumentando real de 7% respecto al PEF 2018. El gasto de inversión entre 2013 y 2019 cayó 7.2% promedio anual. Esta tendencia también se ve reflejada en la proporción del PIB, debido a que en 2013 fue de 5.4% y para 2019 de 2.9%, cayendo 2.5 puntos porcentuales. Aunque su punto más alto fue en 2016 con 5.9% respecto al PIB (Véase figura 1).

El gasto de inversión en México ha tenido una tendencia a la baja de 2013 a 2019, que se ve reflejada en los resultados del Índice de Competitividad en Infraestructura.

Dentro del gasto de inversión se encuentra el gasto en obra pública, que representa 68.3%. El resto del gasto de inversión se encuentra distribuido en gasto de capital diferente en obra pública (31.2%), el cual se refiere a asignaciones para adquirir insumos, suministros para la prestación de bienes y servicios, cubrir costos que se contraen con particulares y adquisiciones de bienes y servicios, entre otros. El 0.5% restante se destina a gastos indirectos a programas de subsidios o fideicomisos (Véase Cuadro 1).

Por otro lado, el gasto de inversión está estructurado por diferentes capítulos que no sólo competen a la asignación en construcción o edificación de obras (Infraestructura). El Cuadro 1 muestra los capítulos que componen el gasto de inversión y cómo se distribuyen entre el gasto de obra pública, gasto de capital diferente de obra pública y otros gastos de inversión.

El gasto con mayor proporción de recursos es la inversión en infraestructura (inversión pública) con 51.8%, seguido de las participaciones y aportaciones que se hacen a los estados y municipios con 26.7% del gasto de inversión

.

2.1 Obra pública

El gasto en obra pública para 2019 es 488 mil 699 mdp, que representa 8.4% del GNT y 2.0% del PIB. Asimismo, el crecimiento real con respecto al PEF de 2018 fue 17.5%. Sin embargo, de 2013 a 2018 este rubro cayó 6.1% promedio anual. Como consecuencia, la participación de la obra pública con respecto al PIB ha tenido una tendencia a la baja, ya que pasó de 3.3% en 2013 a 2% en 2019 (Véase figura 1).

El gasto en obra pública en México destina 75.8% a infraestructura (capítulo 6000), mientras que 17.3% está destinado a participaciones y aportaciones para las entidades federativas y los municipios. El 6% se encuentra vinculada a provisiones para contingencias y otras erogaciones especiales, es decir, inversiones financieras y el resto (0.9%) se dirige a cubrir materiales, suministros, servicios generales, subsidios, bienes muebles, inmuebles e intangibles (Véase Cuadro 1).

2.2 Infraestructura

La inversión en infraestructura se define como el gasto destinado a obras por contrato y proyectos productivos que tiene el Estado. Asimismo, se incluyen los gastos en los estudios de preinversión y preparación del proyecto.

El PEF 2019 asigna 370 mil 522 mdp a este rubro en específico, que representa un aumento real de 20.9% respecto del PEF 2018. El gasto en infraestructura ha pasado de 2.5% del PIB en 2013 a 1.5% del PIB en 2019.

Tres ramos concentran el 95.8%, donde a Pemex, CFE y SCT, se le asigna 73.3%, 11.3% y 11.2%, respectivamente. Medio Ambiente y Recursos Naturales e Instituto Mexicano del Seguro Social reciben 3% . El resto está distribuido en 10 ramos.

Ante la concentración de 73.3% del gasto por parte de Pemex, se deja poca maniobra para fortalecer otros ramos como salud y educación.

3 Proyectos prioritarios en infraestructura

La administración entrante creó 18 proyectos prioritarios para el PEF 2019. Tres proyectos de infraestructura tienen un presupuesto de 9 mil 424 mdp: Tren Maya, Corredor Transístmico y Caminos Rurales, sin embargo, solamente 3 mil 472 mdp están clasificados como infraestructura. Este monto corresponde a 0.9% del gasto total de infraestructura y 36.8% de los recursos dirigidos a estos tres proyectos. El resto, 63.2%, son para inversiones financieras, materiales, suministros y servicios personales.

4 Comentarios finales

El gasto de inversión que ejerce el Estado engloba diferentes rubros, entre ellos la creación de infraestructura, para la cual se destinan 370 mil 422 mdp que representan 51.8% del gasto de inversión, concentrándose en Pemex, CFE y SCT.

De 2013 a la 2019 el gasto en infraestructura ha tenido una tendencia decreciente tanto en términos reales, como en proporción del PIB. Lo anterior ha tenido como consecuencia que México, en el Índice de Competitividad de Infraestructura, se encuentre en posiciones por debajo del número 70 de 140 países en el ranking para este tipo de servicios.

Si el gasto en infraestructura de los proyectos prioritarios se dirigen en su mayoría a inversión financiera, materiales y suministros y servicios personales, los avances en la construcción del Tren Maya y del Corredor Transístmico no serán observables durante 2019. Asimismo, los efectos esperados de la inversión en infraestructura en zonas geográficas y en el bienestar social se observarán en el largo plazo.

Ver referencias

SHCP (2019). Transparencia presupuestaria. observatorio del gasto. Disponible en https://www.transparenciapresupuestaria.gob.mx/es/PTP/Datos_Abiertos.

WEF (2018). The global competitiveness report. Disponible en  https://www.weforum.org/reports/the-global-competitveness-report-2018.

Documento completo en PDF:

Distribución del gasto de i... by on Scribd