1. Panorama General

El Paquete Económico 2013 se presenta en un contexto de doble transición. Por un lado, es el primer paquete presentando por el nuevo gobierno; por otro, bajo las consideraciones del Pacto por México, sería un puente entre dos sistemas fiscales.

La exposición de motivos se presenta en la introducción de los Criterios Generales de Política Económica 2013. Varios de los puntos presentados ahí trascienden el periodo de 2013 y son los objetivos en materia económica que buscará desarrollar el nuevo gobierno durante el presente sexenio. Al menos seis de ellos tienen implicaciones directas para las finanzas públicas del país:

A) Consolidar la estabilidad macroecónomica. Aquí la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria da lineamientos muy específicos. Sin embargo, esto no implica que una regla fiscal no pudiera ser discutida.

B) Impulsar una reforma económica. En la medida en que las finanzas públicas mexicanas tengan una gran dependencia del petróleo, la relación será directa.

C) Mayor inversión en capital humano. Una parte de la inversión en capital humano es realizada con recursos humanos. Pero el sector público juega un rol importantísimo en esta materia. Los aumentos en inversión implicarían mayores recursos fiscales.

D) Incrementar la inversión en infraestructura. La inversión pública en infraestructura es reconocida como factor fundamental para el crecimiento económico. Es importante notar que en el corto plazo compite por recursos fiscales con otros rubros (gastosocial y gasto corriente).

E) Transitar hacia la seguridad social universal. Fue una de las promesas de campaña del nuevo gobierno. También se le menciona en el Pacto por México. Puede requerir recursos fiscales muy cuantiosos.

F) Impulsar la reforma de la hacienda pública. Los otros objetivos mencionados en la exposición de motivos pudieran también tener efectos fiscales. Esnecesario aguardar a que sean especificados.

2. Entorno Externo

El documento Criterios Generales de Política Económica 2013, presentado por la Secretaría de Hacienda, reconoce que existen riesgos para la economía global durante el 2013 en gran parte inherentes a las regiones o países con más peso en ella. Se enumeran como principales, cuatro:

i) Incertidumbre sobre el tamaño de la crisis en lazona del Euro y su evolución durante el año.

ii) Ajustes fiscales en Estados Unidos (el llamado “fiscal cliff”).

iii) Desaceleración de la economía china.

iv) Una economía japonesa más débil de lo esperado.

Estos cuatro factores pueden tener efectos indirectos en el resto de los países. Un canal de transmisión importante es la demanda de materias primas. Con respecto a la demanda, oferta y producción de petróleo, los Criterios Generales describen un mercado
más o menos en equilibrio. Por consiguiente, no se esperan grandes movimientos en los precios internacionales del petróleo y combustibles derivados. La salvedad expuesta
es un conflicto geopolítico que pudiera alterar el equilibrio existente.

3. La Economía Mexicana en 2012 y sus Perspectivas para el 2013

El 2012 está siendo un buen año para la economía mexicana, en particular si se compara con el estado de la economía global y con los resultados de diversos países de la región. Es de resaltar que el crecimiento del PIB en términos reales rondará el 3.9% (estimado). El desempeño de las exportaciones ha sido sobresaliente, reafirmando la tendencia de los últimos años. Otro aspecto económico de 2012 a mencionar es la creación de
empleos en el sector formal. Todo indica que para este rubro será por mucho el mejor año desde el inicio de la crisis financiera internacional en 2009. También, durante el año se implementaron varias regulaciones en el sector financiero que pueden traer efectos estructurales benéficos.

Sin embargo, la economía mexicana no ha estado exenta de problemas durante el 2012. Entre ellos tres son particularmente relevantes para el paquete económico 2013. Primero, si bien el empleo formal tuvo un incremento muy relevante, los sueldos y salarios han
mostrado una recuperación muy precaria. Segundo, los precios de los alimentos han tenido alzas muy por encima de la canasta en general. Está bien documentado que estos incrementos afectan particularmente a la población más pobre. Tercero, a pesar del crecimiento económico los ingresos tributarios no petroleros se reducirán
como proporción del PIB en comparación con el 2011. Al situarse en aproximadamente 9.6% del PIB, son bajísimos con respecto a casi cualquier comparación internacional.

Para 2013 se está manejando una perspectiva inercial. Los Criterios Generales de Política Económica 2013 asumen un crecimiento real del PIB de 3.5%, una
inflación que rondaría el 3% y un precio de la mezcla de petróleo mexicano de aproximadamente 84.9 dólarespor barril. Si bien el PPEF abre la puerta a varios
programas nuevos, los recursos que les son asignados todavía son modestos. Su ampliación y articulación a los objetivos centrales quedarían supeditadas a una reforma
fiscal que proporcionara los recursos necesarios.

4. La Economía en el Mediano Plazo

El documento Criterios Generales de Política Económica 2013 proyecta cómo se vería la economía mexicanay sus finanzas públicas durante el resto del sexdurante el resto del sexenio. Básicamente se utilizan los siguientes supuestos:

i) La economía crecerá en 3.9% durante 2014 y en4.0% durante los años posteriores.

ii) La inflación se estabilizará en 3% anual.

iii) Si bien habrá una reducción en los ingresos petroleroscomo porcentaje del PIB, estos serán compensando por ingresos tributarios no petroleros. Detal forma que los ingresos presupuestarios del gobierno con respecto al PIB no sufrirán variaciones
significativas.
Es importante hacer notar que dicho contexto, y mientras los Requerimientos Financieros del Sector Público se mantengan alrededor del 2% del PIB, implicará que los Saldos Históricos de Requerimientos Financieros del Sector Público (deuda pública federal total) se mantendrán constantes o bien presentarán ligeras reducciones como porcentaje del PIB.

Con respecto a la agenda de mediano plazo, el documento plantea dos avenidas principales. La primera es una reforma energética que hiciera sostenible al sector
y que “despetrolizara”las finanzas públicas. La segunda sería una reforma hacendaria que permitiera financiar la seguridad universal en el país. Se argumenta que ambas medidas incrementarían el potencial de la economía mexicana en términos de crecimiento económico y de bienestar social.