La intención del presente boletín es ofrecer un panorama del Impuesto al Valor Agregado, en el contexto de una posible reforma fiscal. En las siguientes secciones se describe a detalle la estimación del IVA, las implicaciones que dicho impuesto tiene sobre la incidencia y el comportamiento de la deuda fiscal en el largo plazo. Los resultados provienen del Módulo del Impuesto al Valor Agregado dentro del Simulador Fiscal CIEP. Por último, se presentan los parámetros y la interpretación del módulo.

1. Estimación[1]

La estimación del IVA[2] para el año 2013 utiliza datos del Sistema de Cuentas Nacionales de México (SCNM) del 2011, de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) del 2012 y del Censo Económico del 2009 e información sobre la recaudación dentro de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) del 2013. En el Cuadro 1 se presenta el cálculo a través de los componentes gravables[3] de la demanda final[4] y de la recaudación total. Se estiman 529,800.3 millones de pesos (mdp) por recaudación de IVA. Ésta se descompone en consumo privado aportando el 65.4%, la formación bruta de capital fijo 20.6%, el consumo de gobierno 9.9% mdp y el turismo receptivo 4.1%. La LIF del 2013 considera 533,503.8 mdp es decir, un 0.7% más alto. Aplicando la distribución de la estimación se obtuvo la contribución de cada componente.

Cuadro-19

 

2. Perfil del Contribuyente

Por otro lado, la recaudación del IVA tiene un impacto en la población mexicana y éste se analiza a través del perfil del contribuyente promedio por sexo y edad[5] es decir, la aportación de los individuos, dependiendo de los rasgos generacionales, con respecto a un contribuyente promedio. En el año 2013, el perfil de hombres y mujeres, a lo largo de su vida, es muy similar al aumentar su participación, equivalente a más de un contribuyente, pasando los 25 años. Se mantiene así, en el caso de los hombres hasta los 80 años y tiene su pico a los 50 años contribuyendo 1.34 veces en promedio es decir, 34% más que el contribuyente promedio. En el caso de las mujeres hasta poco antes de los 90 años aporta más que el promedio y tiene su pico a los 55 años llegando a contribuir 21% más que el contribuyente promedio. Sin embargo, en comparación con las mujeres, los hombres aportan más entre las edades de 25 a 75 años y las mujeres, entre las edades de 75 y 95 años (Figura 1). El perfil generacional del IVA se puede observar, a detalle, en el Simulador Fiscal CIEP.

Figura-1-e1392161966708

 

3. Impacto en la desigualdad

El impacto del IVA en la desigualdad se observa a través de la estimación de la incidencia. Ésta determina la carga tributaria que recae sobre los hogares dependiendo de su nivel de ingresos. Para el año 2013, los hogares con mayores ingresos son los que más aportaron a la recaudación del IVA. Los deciles más altos son los que más contribuyen a la recaudación. Los últimos tres deciles contribuyen en aproximadamente el 76.9% en comparación con los primeros tres que aportan el 6.2%. Por otro lado, es de relevancia considerar cuanto porcentaje de su ingreso destinan los hogares a la recaudación del IVA. En el Cuadro 2 se observa que varía, dependiendo del ingreso, de un 1.7% a un 4.7%. El primer decil destina un 3.7% de su ingreso al pago del impuesto mientras que el último decil destina el 4.7%, es decir una diferencia de 1.0%. A su vez, el primer decil en comparación con el resto de los deciles aporta una mayor proporción sobre su ingreso (Ver Cuadro 2).

Cuadro-dos

 

4. Simulador Fiscal CIEP: IVA

La estimación que presentamos, anteriormente, fue obtenida a partir del Módulo del IVA, herramienta dentro del Simulador Fiscal CIEP. Este módulo estima la recaudación al valor agregado y modela los diferentes escenarios que el usuario busque plantear dentro del simulador.

La metodología utilizada para el simulador se basa en la planteada por Hernández y Zamudio (2004) y Fuentes, Zamudio y Barajas (2010)[6]. Se estima la recaudación potencial del IVA a través de las cuentas nacionales, el gasto de los hogares y del censo económico. Se aplican los diversos tratamientos que marca la Ley del IVA a cada uno de los componentes gravables de la demanda final, obtenidos a través de las bases de información, para estimar la recaudación potencial y compararla con la recaudación observada. El usuario podrá modificar los tratamientos y con ello observar y contrastar los diferentes niveles de recaudación. El simulador mostrará el efecto que sus cambios causen a la recaudación y a la sostenibilidad fiscal.

Los parámetros que el usuario podrá modificar son los siguientes:

  • Tasa gravable
  • Tasa gravable en zona fronteriza
  • Porcentaje de evasión
  • Consumos de interés en sus diferentes tratamientos fiscales (Gravables, tasa cero, exentos)
    • Canasta Básica
    • Otros alimentos
    • Medicinas
    • Transporte
    • Educación

La tasa gravable del IVA para el año 2013 es del 16%. El segundo parámetro es la tasa en la zona fronteriza la cual para el año 2013 es del 11%. El tercer parámetro es la tasa de evasión[7] sobre la recaudación potencial. Esta tasa es la diferencia entre la recaudación potencial y la recaudación observada sobre el consumo privado. La estimación se realiza respecto del consumo privado pues suponemos que no hay evasión en los otros componentes de la demanda final. La tasa de evasión estimada fue de 38.4%, lo cual representa el 1.3% del PIB para el año 2013. Por otro lado, también, se obtuvo la tasa de evasión suponiendo que existe en todos los componentes de la demanda final, en este caso, fue del 28.9%. El simulador permite aumentar o disminuir esta tasa y con ello, observar el impacto en la recaudación total. Este concepto se vuelve importante en el contexto de una reforma fiscal pues se podrían modificar los mecanismos impositivos y los incentivos para aumentar la formalidad y con ello, la eficiencia en la recaudación.

Los siguientes parámetros se refieren a los consumos de interés, en donde el usuario puede modificar los tratamientos especiales (tasa cero y exentos) a los que estos pertenecen. Primero, el tratamiento con tasa del 0%, aplica a la canasta básica[8], a otros alimentos y a las medicinas. Éste busca que toda la población mexicana tenga acceso a alimentos y medicinas. En el simulador se permitirá aumentar el porcentaje que grava a estos consumos y calculará el impacto que la modificación tuvo en la recaudación, en la desigualdad de la población mexicana y en la sostenibilidad fiscal.

Segundo, el tratamiento de exentos, aplica al transporte y a la educación. Estos rubros tienen una tasa exenta es decir, estos servicios no se gravan. En el simulador se permitirá aumentar o disminuir el porcentaje que grava este consumo. También, mostrará los mismos impactos que en caso anterior.

Cuando uno o varios parámetros sean modificados se desplegará el cambio en el total de la recaudación y en cuanto aumentó o disminuyó el total de ingresos considerando todos los impuestos. Se debe hacer notar que al modificar la tasa gravable se modifican todos los componentes de la demanda final. Sin embargo, el resto de los parámetros como la tasa en la zona fronteriza, los rubros de exentos y tasa cero, y el porcentaje de evasión solo afectan al componente del consumo privado.

5. Consideraciones finales

La estimación anterior muestra la recaudación del impuesto al valor agregado y se desarrolló utilizando el Módulo del IVA como parte del Simulador Fiscal CIEP. Dicha herramienta se puede utilizar para observar el impacto que modificaciones en sus tratamientos causarían sobre el nivel de ingresos, el perfil del contribuyente promedio y la deuda fiscal. En específico, se trata de un instrumento que permite evaluar la sostenibilidad de la política fiscal en el mediano y largo plazo.

Ver referencias


[1] La metodología de la estimación se modificó respecto del boletín anterior Boletín IVA 2010 con la finalidad de mejorar su precisión. La diferencia radica en que se considera la cola derecha, una tasa de informalidad, no se consideran como gravados todos los alimentos consumidos fuera del hogar y, se opta por utilizar la tasa de evasión con respecto al consumo privado, suponiendo que no hay evasión en el resto de los componentes de la demanda final. Además para realizar esta estimación se utiliza la ENIGH 2012. Para más información consultar la Nota Metodológica del IVA.
[2] La estimación descuenta la recaudación por petróleo del 14.3% para el año 2012. Ésta parte se mostrará en el módulo de Ingresos Petroleros.
[3] Los componentes gravables de la demanda final son: consumo privado, consumo de gobierno, formación bruta de capital fijo y turismo receptivo.
[4] La demanda final es la demanda de bienes o servicios para su consumo o uso final. (Hernández y Zamudio, 2004).
[5] También, se debe considerar El Cambio Demográfico en México.
[6] La nota metodológica se encontrará disponible en el simulador.
[7] La evasión fiscal se refiere al no pago de impuestos, total o parcialmente (Hernández y Zamudio, 2004).
[8] Se refiere a la canasta básica establecida por INEGI-CEPAL en 1992, (CONEVAL, 2008).