El Economista – 12 de Febrero, 2015

El retraso en las devoluciones de impuestos durante el 2014 se convirtió en el principal problema entre los contribuyentes y las autoridades fiscales, y se prevé que durante este año esta situación continúe y su avance sea lento, advirtió Francisco Ceballos.

El subprocurador de Protección de los Derechos de los Contribuyentes, en la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), consideró que si bien durante el 2014 la disposición de la autoridad para destrabar las devoluciones fue acertada, habrá quiénes se enfrenten, nuevamente, a este problema en este año.

“Hay una pequeña luz de esperanza en el tema de las devoluciones, en especial, las del Impuesto al Valor Agregado (IVA), ya que la autoridad estableció facilidades para algunos contribuyentes; la expectativa es que en el 2015, esperamos, se logren liberar a tiempo los saldos a favor”, consideró.

Cifras preliminares del Servicio de Administración Tributaria (SAT) indican que las devoluciones del IVA durante el 2014 cayeron 9.50% en comparación con los recursos devueltos en el 2013, al pasar de 264,050.1 millones de pesos a 238,959.3 millones de pesos.

El monto devuelto por el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios durante el 2014 cayó 72.50 por ciento.

Por otro lado, el órgano recaudador informó -en su página de Internet- que en el 2014, las devoluciones del Impuesto Sobre la Renta (ISR) crecieron 30.54% con respecto al monto devuelto durante el 2013.

De esta manera -de enero a diciembre del 2013- por concepto de ISR se devolvieron 28,854.7 millones de pesos.

Retraso en devoluciones ocasiona cierre de empresas

El año pasado, el ombudsman del contribuyente puso en evidencia que el retraso en la devolución de impuestos era un problema sistémico que, incluso, ocasionó el cierre de empresas y afectaba la liquidez de los empresarios.

“Hay contribuyentes que por esta problemática recurren a un préstamo bancario para subsanar los problemas de liquidez que les ocasiona el retraso en las devoluciones: un círculo vicioso que daña la productividad de las empresas porque al final los causantes se tienen que endeudar”, opinó Ceballos.

A propósito, María Ortiz, investigadora del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, comentó que el SAT no devuelve con reciprocidad los saldos a favor, situación que eleva los costos de los empresarios en sus organizaciones.

“Vemos que es marginal lo que se devuelve en comparación con lo que se recauda. El costo económico para las empresas es grande porque hay contribuyentes que no pueden absorber la falta de liquidez”, expresó.

El subprocurador de Protección de los Derechos de los Contribuyentes reconoció que la problemática más frecuente durante el 2014 fue el retraso en la devolución de impuestos tanto del IVA como del ISR.

Para muestra un botón, de enero a diciembre del 2014, a nivel nacional, la Prodecon atendió 17,600 quejas; de las cuales 6,500 fueron sobre retraso en la devolución de impuestos. “Es el año en el que se atendieron más quejas relacionadas con devoluciones”, informó.

En lo que va del 2015, la Prodecon recibió 610 quejas por parte de los contribuyentes en sus 30 delegaciones, donde el eje central de la problemática eran las devoluciones de impuestos.

Ceballos prevé que durante este año el número de quejas que atienda la Prodecon con respecto al retraso en la devolución de impuestos no disminuirá, al contrario, pronosticó que se igualen las cifras del 2014 o incrementen de forma marginal.

Contrario a la opinión de la Prodecon, Arturo Carvajal, presidente del Comité Técnico Nacional de Estudios Fiscales del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, consideró que hasta el momento no hay elementos que hagan suponer que se generará un retraso en las devoluciones de impuestos.

VER NOTA