Se identifica el presupuesto asignado en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 para las 6 políticas de salud definidas en el Programa Sectorial de Salud (PROSESA).

Los resultados presentan una estructura concentrada en la atención médica, ya que, mientras los “servicios de salud” participan en un 61% del presupuesto total en la función salud, las acciones de “prevención” proyectan el 2% de dicho gasto. Sin embargo, programas “no clasificados”, dentro de los que se encuentra “actividades de apoyo administrativo” y “gastos administrativos por operación de fondos y seguros” participan del 12% del presupuesto.

1. Introducción

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) presenta, principalmente, las clasificaciones económica, administrativa y funcional[1] de la función salud[2]. Sin embargo, este análisis requiere el conocimiento de ciertos conceptos económicos y contables que no siempre facilitan el diagnóstico del ejercicio de los recursos. Ahora bien, si el objetivo es vincular los recursos a las políticas nacionales, el ejercicio requiere una mayor especialización en el tema.

El objetivo de este boletín es presentar el gasto total destinado a la salud pública, de acuerdo a las políticas definidas por el Ejecutivo. Es decir, más allá de clasificar por secretarías (i.e., clasificación administrativa: SSA, IMSS, ISSSTE, etc.), por subfunción (i.e., clasificación funcional: servicios a la comunidad, servicios a la persona, rectoría del sistema, etc.) o por concepto de gasto (i.e., clasificación económica: servicios personales, materiales, bienes muebles e inmuebles, etc.), el presupuesto también se agrupa en ejes que reflejan las políticas públicas existentes en salud.

Los programas presupuestarios se presentan en congruencia con la alineación presentada en el PROSESA[3] y, por ende, con el PND (Transparencia Presupuestaria 2017). Con esta organización, se visualiza el presupuesto de una manera más amigable y concreta, si la pregunta que queremos responder es el para qué se está gastando, ya que se identifica el monto destinado a servicios de salud, prevención, infraestructura, actividades administrativas, construcción de un sistema nacional de salud universal, entre otras.

Como desglose adicional, en cada uno de los ejes, se presenta la composición por concepto de gasto. Es decir, lo referente a la participación de los servicios personales, gastos de operación, subsidios, inversión y otros gastos corrientes. De esta manera, podemos rastrear si el gasto es congruente con el objetivo de la política.

2. PND y PROSESA 2013-2018

El Plan Nacional de Desarrollo[4] (PND 2013-2018) es el documento que presenta el ejecutivo y que comunica los objetivos de las políticas públicas que marcarán la pauta del gobierno, definiendo las estrategias y las líneas de acción. En el presente sexenio, se definieron cinco metas nacionales:

México en Paz,

México Incluyente,

México con Educación de Calidad,

México Próspero, y

México con Responsabilidad Global.

El PROSESA 2013-2018 participa en dos de sus cinco metas nacionales: México Incluyente y México Próspero, en las cuales se definen seis objetivos que en este documento se identificarán como las políticas en materia de salud (definidas en este documento como ejes o categorías):

1.      Consolidar las acciones de protección, promoción de la salud y prevención de enfermedades.

2.      Asegurar el acceso efectivo a los servicios de salud de calidad.

3.      Reducir los riesgos que afectan la salud de la población en cualquier actividad de su vida.

4.      Cerrar las brechas existentes en salud entre diferentes grupos sociales y regiones del país.

5.      Asegurar la generación y el uso efectivo de los recursos en salud.

6.      Avanzar en la construcción del Sistema Nacional de Salud Universal bajo la rectoría de la Secretaría de Salud.

3. Alineación Programa-Política de Salud

Cada una de las categorías presentadas anteriormente, se convierte en un eje y se agregan tres categorías que, aunque no están presentes en el PROSESA, son parte de los programas que considera la función salud.

La primera es Infraestructura de las fuerzas armadas, incluida en el Programa Sectorial de la Marina con la actividad institucional de “servicios de salud al personal naval militar y a derechohabientes[5]

La segunda categoría corresponde a Respuesta del ejército, incluida en el Programa Sectorial de Defensa Nacional con la actividad institucional de servicios de salud al personal militar (SEDENA) [6].

La tercera categoría corresponde a los programas no clasificados dentro de la alineación con el PROSESA, tales como actividades de apoyo administrativo, operaciones ajenas, entre otros[7]

Finalmente, los ejes quedan de la siguiente manera:

1.      Prevención

2.      Servicios de Salud

3.      Riesgos de Salud

4.      Cerrar brechas sociales

5.      Generación y uso de los recursos

6.      SNSU [8]

7.      Infraestructura de las fuerzas armadas

8.      Respuesta del Ejército

9.      No clasificadas

El gasto presupuestario total en salud, desglosado por cada política expresada en el PROSESA 2013-2018, se presenta en el Cuadro 1. El 61% del presupuesto se destina a servicios de salud, el 15% al Sistema Nacional de Salud Universal (SNSU), el 12% a programas no clasificados y el restante 12% se distribuye en las categorías: generación y uso de recursos, cerrar brechas sociales, prevención, respuesta del ejército, riesgos de salud e infraestructura de las fuerzas armadas.

 

En los Cuadros 2 y 3 se presenta el detalle del gasto por política de salud, en orden de importancia, de acuerdo al monto asignado en el PEF 2017. La composición de cada eje por objeto de gasto se muestra en la Figura siguiente:

3.1 Servicios de salud

Esta política se define en el PROSESA, teniendo el siguiente objetivo: asegurar el acceso efectivo a servicios de salud con calidad. Aquí se concentra el 61% ($330,106 mdp) del gasto en salud. De este porcentaje, el 99.6% se destina a tres programas: atención a la salud, FASSA (Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud) y fortalecimiento de los servicios estatales de salud. Para el programa de atención a la salud, se toman en cuenta los montos correspondientes a las 3 instituciones que se encargan de este programa: la SSA, el IMSS y el ISSSTE.

En cuanto al gasto de servicios de salud por concepto de gasto, el 49% es para servicios personales, el 27% para otros gastos corrientes, 23% para gastos de operación y el 1% para subsidios.

3.2 Sistema Nacional de Salud Universal

Uno de los objetivos prioritarios del presente sexenio es avanzar en la construcción de un Sistema Nacional de Salud Universal bajo la rectoría de la Secretaría de Salud. El monto presupuestado representa el 15% ($78,491 mdp) del gasto total en salud; en esta categoría, se encuentra el programa Seguro Popular, que participa del 88% del presupuesto para este eje.

Hablando de los conceptos de gasto que integran esta clasificación, como es de esperarse (por la participación del Seguro Popular), el 90% corresponde a subsidios, el 8% a servicios personales y el 1% a gastos de operación.

3.3 No clasificados

En esta categoría, se agrupan los programas presentados en el PEF 2017 (en la columna de modalidad) como: N/A o (en blanco). Se ubican, en el tercer lugar de importancia, representando un 12% ($64,847 mdp) del gasto total en salud. El 88% del gasto se destina al programa actividades de apoyo administrativo implementado por dos instituciones: SSA e IMSS.

El 64% del gasto en estos programas no clasificados se utiliza para servicios personales, el 27% para gastos de operación, el 8% para subsidios y el 1% a inversión.

3.4 Generación y uso de recursos

Con esta política se pretende asegurar la generación y el uso efectivo de los recursos en salud, con el 5% ($26,006 mdp) del gasto total en salud. El programa que participa del 56% de este presupuesto es el suministro de claves de medicamentos, mientras que proyectos de infraestructura social de asistencia y seguridad social, así como formación y capacitación de recursos humanos para la salud representa (cada uno) alrededor del 14% del presupuesto a esta clasificación.

Al analizar el presupuesto por concepto de gasto, el 57% se ocupa para gastos de operación, el 30% en subsidios, 11% en servicios personales y el 3% en subsidios.

3.5 Cerrar brechas sociales

Esta categoría está encaminada a cerrar las brechas existentes en salud entre diferentes grupos sociales y regiones del país. Tiene contemplado utilizar el 4% ($19,797 mdp) del presupuesto total en salud. Esta clasificación contempla 3 programas con el 57%, 32% y 11% respectivamente del gasto: IMSS-PROSPERA; PROSPERA Programa de inclusión social; y Salud materna, sexual y reproductiva.

El 93% de este gasto se considera en la clasificación de subsidios, el 4% en gastos de operación y el 3% en servicios personales.

3.6 Prevención

Esta política está definida dentro del PROSESA como consolidar las acciones de protección, promoción de la salud y prevención de enfermedades definida en siete estrategias. Para este fin se destina el 2% ($11,597 mdp) del gasto total en salud. El programa más importante Prevención y control de enfermedades participa con el 59% del gasto total en esta política.

En la distribución del gasto por concepto, el 46% del gasto en prevención se utiliza para gastos de operación, el 41% en servicios personales y el 13% en subsidios.

3.7 Riesgos de salud

Expresado como Reducir los riesgos que afectan la salud de la población en cualquier actividad de su vida, esta clasificación participa del 0.3% ($1,610 mdp) del gasto total en salud. Está compuesta de dos programas: Atención a la salud en el trabajo que representa el 74% del gasto para esta política y Protección contra riesgos sanitarios con el restante 26%.

El 97% del gasto destinado a proteger contra Riesgos a la salud, se destina a Servicios personales, mientras que el 3% restante a gastos de operación.

3.8 Respuesta del ejército

El Programa de sanidad militar se ubica dentro de los programas de salud pero está a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). Representa el 1% ($6,063 mdp) del presupuesto total en salud.

En cuanto al concepto de gasto, el 61% es para servicios personales, el 39% para gastos de operación y menos del 1% para subsidios.

3.9 Infraestructura de las fuerzas armadas

De manera similar a la categoría anterior, este eje participa en el presupuesto en salud con un solo programa: Administración y fomento de los servicios de salud. Este programa forma parte del Programa Sectorial de Marina (SEMAR) y participa del presupuesto de salud con el 0.3% ($1,460 mdp).

El 84% de este presupuesto está catalogado como servicios personales y el 16% restante como gastos de operación.

4. Comentarios Finales

Este boletín es un primer análisis sobre las políticas de salud a las que se está destinando más presupuesto. Los resultados de este análisis están en función de la clasificación del programa de salud, definida por las políticas que expresa el PROSESA. Sin embargo, esta clasificación deberá ser comparada con el alcance y acciones específicas  de cada programa, así se podrá verificar que cada programa se ubica en la política que le corresponde.

Al realizar el análisis por objeto de gasto, se  observa que la partida de servicios personales participa de manera importante en el presupuesto de salud, por lo que se realizará un segundo boletín donde se presente la estructura del gasto en esta partida (sueldos, salarios, prestaciones) en la  función salud.

Finalmente, para completar el seguimiento del presupuesto, este boletín se empatará con la población beneficiada de cada uno de los programas.

 

 

 

[1] Se pueden obtener más clasificaciones, tal como la geográfica y por objeto de gasto.

[2] Al hacer referencia al  gasto en salud, se estará refiriendo al gasto de toda la función salud y no sólo al gasto de la Secretaría de Salud (SSA).

[3] Programa sectorial que se desprende del Plan Nacional de Desarrollo, en el cual se cumple la perspectiva nacional, regional y de cooperación institucional sobre las políticas de salud pública en México.

[4] Respondiendo al mandato legal del artículo 26 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual establece que habrá un Plan Nacional de Desarrollo al que se sujetarán, obligatoriamente, los programas de la administración pública federal.

[5] Identificada en el Programa Sectorial de la Marina en el objetivo 4 (SEMAR): Modernizar los procesos, sistemas y la infraestructura institucional para fortalecer el Poder Naval de la Federación.

[6] Identificada en el Programa Sectorial de Defensa Nacional en el objetivo 3: Renovar las capacidades de respuesta operativa del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana.

[7] En la base de datos aparecen (en blanco) o (N/A).

[8] Sistema Nacional de Salud Universal.

 

 

Ver referencias

Gobierno de la República (2013a). Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018. Disponible en http://pnd.gob.mx/

Gobierno de la República (2013b). Programa Sectorial de Defensa Nacional 2013-2018.  Disponible en http://www.hacienda.gob.mx/LASHCP/pnd/07ps_defensa_nacional.pdf

Gobierno de la República (2013c). Programa Sectorial de Marina 2013-2018. Disponible en http://www.semar.gob.mx/informes/programa_sectorial_13.pdf

Gobierno de la República (2013d). Programa Sectorial de Salud 2013-2018. Disponible en http://portal.salud.gob.mx/contenidos/conoce_salud/prosesa/prosesa.html

Presupuestaria, T. (2017). Programas Presupuestarios. Disponible en http://www.transparenciapresupuestaria.gob.mx/es/PTP/programas

SHCP (2016). Presupuesto de egresos de la federación 2017. Disponible en http://finanzaspublicas.hacienda.gob.mx/es/Finanzas_Publicas/Paquete_Economico_y_Presupuesto