Pago de interés por deuda ascenderá a 2.7% del PIB – 28 de agosto de 2016

Para el cierre de este año, el gobierno federal pagará más de lo que tenía previsto en los intereses que genere por endeudarse, rubro mejor conocido como el costo financiero de la deuda, indica la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su reporte de medidas para fomentar la transparencia en las finanzas públicas del país.

En los Criterios Generales de Política Económica del 2016 se tenía contemplado que este gasto representaría 2.5% del Producto Interno Bruto (PIB), pero debido a un mayor tipo de cambio, refiere Hacienda, el pago de interés se incrementará en 0.2 puntos porcentuales del PIB, con lo que se ubicará en 2.7 por ciento.

Para Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP), lo anterior también se debe a que el gobierno federal está previendo cerrar el año con un mayor nivel de endeudamiento que llegará a 50.5% del PIB.

“En los Criterios Generales de Política Económica de este año se esperaba un Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público -la medida más amplia de la deuda- en 47.8% del PIB, y ahora está previendo que incremente en 2.7% del PIB; es demasiado y preocupante”.

Refirió que lo anterior demuestra que Hacienda, una vez más, vuelve a fallar en sus estimaciones, ya no sólo del endeudamiento, sino del crecimiento económico del país, el cual cambió de rango a 2 y 2.6%, desde 2.2 y 3.2 por ciento.

“La reacción de las agencias calificadoras no fue casualidad, porque el gobierno primero te dice: voy a terminar con tanto en deuda, pero ahora estoy aumentado más de 2 puntos del PIB. Entonces, te fallo en el crecimiento de deuda y el costo financiero de la misma; no da una buena impresión”.

En el primer semestre del año, el gobierno federal rompió récord en los recursos que destina para pagar los intereses que genera por endeudarse con un total de 237,583 millones de pesos, lo que significó el monto más alto desde 1991, considerando sólo los primeros seis meses de cada año.

Este monto es 10% mayor a lo que se pagó en el primer semestre del 2015. Además, 70% de lo que se pagó fue por el endeudamiento interno, con un total de 165,109 millones de pesos, mientras que el resto fue por el endeudamiento que se adquiere en moneda extranjera como dólares, euros, libras o yenes, según datos de Hacienda.

Los Criterios Generales de este año refieren que en el 2015 se aprobó un gasto para el pago de interés de la deuda de 2.2%, pero para el cierre de ese año llegó a 2.3% del PIB. Para el 2016 se estimaba un gasto de 2.5%, mientras que para el 2017, 2.6%, y en el 2018 llegaría a 2.9%; sin embargo, con esta tendencia podría cerrar el sexenio en más de 3 por ciento.

Se deberá hacer otro recorte al gasto

El especialista del CIEP cuestionó el hecho de que sólo se decidiera reducir en 0.5 puntos del PIB los requerimientos financieros del sector público, siendo que del remanente de operación del Banco de México (Banxico) se obtuvo 1.2% del PIB. “¿Por qué sólo se pasó de 3.5 a 3%, si recibiste 1.2% del PIB en remanente?”.

De esta manera, destacó que ante posibles incrementos en las tasas de interés, el gasto en pensiones y las transferencias que se realizan a la Federación, el gobierno tendrá que volver a hacer un recorte al gasto público por alrededor de 200,000 millones de pesos.

“A este país el espacio fiscal ya se le acabó. Sólo de ver lo que el gobierno tiene comprometido en gasto programable y lo que tiene que pagar del no programable, se le viene una presión fuerte, por lo que debería estar viendo un recorte (adicional) de 200,000 millones de pesos”.

Mencionó que el Paquete Económico del 2017, que deberá entregarse a más tardar el 8 de septiembre de este año, será uno de los más difíciles que tendrá que aprobar el Congreso de la Unión, pues será un presupuesto con un techo muy bajo.

VER NOTA