Dentro del contexto de transición en la administración federal, el día 2 de diciembre de  2012 fue presentada una serie de compromisos o acuerdos. El llamado Pacto por México busca sentar las bases para una discusión de mayor dimensión la cual incluye diferentes áreas. Algunos de los acuerdos van de la mano de una reforma fiscal, ya que implicarían una importante erogación de recursos.

En el presente boletín se mostrarán algunos indicadores laborales a partir de los cuales se podrá contextualizar la implicación  presupuestaria del Seguro de Desempleo cuyo costo aproximado sería de $3,020.83 millones de pesos. Al mismo tiempo, estos indicadores permitirán saber quienes serán los principales beneficiarios de dicho programa. El compromiso antes mencionado forma parte de un sistema de seguridad social universal, el cual busca otorgar a cualquier mexicano, independientemente de su condición social o estatus laboral, un conjunto de beneficios sociales procurados por el Estad [1].

1. Desocupación

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI, 2012) define la desocupación de la siguiente manera: Personas que no estando ocupadas en la semana de referencia, buscaron activamente incorporarse a alguna actividad económica en algún momento del último mes transcurrido.

De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE, 2012) en lo que va del 2012 [02] el promedio de la tasa desocupación es de 4.98 %. La cual ha venido mostrando una tendencia a la baja después de haberse disparado en el 2009 a 5.47% como consecuencia de la crisis financiera (ver Cuadro 1).

En números absolutos la población desocupada asciende a 2,519,422 en promedio para los tres primeros trimestres del 2012. De acuerdo al nivel de escolaridad, el 37.1% corresponde a la población con educación media superior y superior, por otro lado observamos que la población con primaria incompleta representa el 8.38% (ver Figura 1).

Por grandes grupos de edad, el intervalo donde existe mayor concentración de desocupación es el grupo de personas entre 20 y 29 años de edad con el 39.2 %. Así mismo, en todos los grupos de edad, el estrato socioeconómico [3] que mayor desocupación presenta es el medio bajo con el 56.3% en promedio. Cabe destacar que el estrato socioeconómico bajo ocupa el lugar tres de cuatro con un 10.5 %, esto se debe a que en niveles de bajo de ingreso la informalidad laboral es mayor. Al mismo tiempo, en áreas rurales el autoempleo permite que los habitantes se encuentren laborando (ver Figura 2).

La duración de búsqueda, es el periodo (semanas) en que un individuo desocupado realizó la búsqueda de un empleo o trató de iniciar un negocio [4]. El 50.1% de la población desocupada buscó empleo por un periodo de 1 a 4 semanas. Aquellos que buscan trabajo en un periodo de 1 semana hasta 6 meses es de 89.8% (ver Cuadro 2).

En la siguiente sección de describirá el seguro de desempleo y, de acuerdo a los datos hasta ahora obtenidos, se calculará el posible costo que este programa pueda tener.

2. Seguro de desempleo

En el Pacto por México dentro de la categoría de Acuerdos para una Sociedad de Derechos y Libertades se encuentra un subapartado llamado Seguridad Social Universal, el cual comprende diferentes beneficios sociales a manera de compromisos, uno de los cuales corresponde al seguro de desempleo. Dicho compromiso es el siguiente:

“Se establecerá un Seguro de Desempleo que cubra a los trabajadores del sector formal asalariado cuando pierdan su empleo para evitar un detrimento en el nivel de vida de sus familias y les permita buscar mejores opciones para tener un crecimiento profesional y patrimonial. (Compromiso 4).”

En México se cuentan con algunos antecedentes acerca de apoyo a personas desempleadas. En el año 2002 se inició un programa piloto llamado Sistema de Apoyos
Económicos a Buscadores de Empleo (STyPS, 2004) el cual formó parte del Programa de Apoyo al Empleo, este programa estaba dirigido a personas que habían perdido su empleo y requerían apoyo para enfrentar gastos de búsqueda. Se otorgaba un apoyo de hasta un salario mínimo, durante 1 mes. El beneficiario debía de haber cotizado por lo menos tres meses a un sistema de seguridad social. Por otro lado, las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES) ofrecen la opción de disponer del diez por ciento del monto acumulado en la cuenta del trabajador una vez cada cinco años por situación de desempleo. En el Distrito Federal se cuenta actualmente con un seguro de desempleo teniendo como justificación crear condiciones para la incorporación de personas desempleadas al mercado laboral. La participación máxima es de seis meses cada dos años. El monto del seguro asciende a 30 días de Salario Mínimo General Vigente y es entregado mensualmente (ALDF, 2008). Al mismo tiempo se han presentado diferentes iniciativas en el Congreso. En esencia dichas propuestas tienen las mismas características:

  • Se establece como una obligación del Estado.
  • Será para trabajadores que acrediten su registro en el IMSS.
  • El plazo en que el trabajador recibirá el apoyo oscila entre 5 y 12 meses.

En diversos países de América Latina ya se cuenta con un seguro de desempleo. Por ejemplo, Chile tiene un esquema de cuentas individuales con aportaciones del trabajador (0.6% de su salario) y del empleador (1.6% de la remuneración del trabajador), más un fondo solidario que complementa las prestaciones monetarias de los trabajadores de más bajos ingresos. La duración máxima es de cinco meses y el monto otorgado es decreciente (CEPAL, 2002).

A partir de lo anterior se realizarán algunas estimaciones para calcular un costo aproximado del programa. Es importante mencionar que se establecerán ciertos supuestos, los cuales se mencionarán en su momento. Se tomará como base el programa que actualmente se aplica en el Distrito Federal.

2.1. Costo del programa

El programa sólo incluiría como beneficiarios a aquellos trabajadores que hayan cotizado en el IMSS, que para el 2012 son 15,791,666 en promedio [5] (INEGI, 2012). Por cuestiones de  simplicidad, se toma el promedio del salario mínimo de las tres zonas geográficas para el 2012, $60.66 MXN [6]. Se utiliza la tasa de desempleo promedio para el 2012, 4.98 %. Se asume que el periodo de búsqueda de empleo es el mismo que se detalla en el cuadro 2 [7]. Por ejemplo, las personas que buscan empleo por un plazo de uno a cuatro semanas recibirán sólo un mes de subsidio, las personas que lo hagan de cuatro a ocho semanas recibirán dos meses de subsidio, de nueve a trece semanas recibirán tres meses y a partir de este punto recibirán seis meses de subsidio.

En los resultados del cuadro 3 se incluyen los supuestos antes mencionados, además se asume que todos los trabajadores desempleados que cotizan en el IMSS solicitan el apoyo en el mismo periodo. Teniendo en cuenta lo anterior el costo anual del Seguro de Desempleo sería de $3,020,830,343.56 MXN. Ahora bien, como segundo escenario se asume que los 786,613 trabajadores desocupados solicitan el apoyo por el plazo máximo establecido, seis meses. En este caso el costo anual sería de $8,588,870,902.16 MXN, aunque es un escenario poco probable nos da una idea del costo que puede representar este programa para las finanzas públicas. Además se deberá tomar en cuenta el ajuste anual en el salario mínimo para los años siguientes a la implementación del programa.

3. Consideraciones finales

A lo largo del presente boletín pudimos observar la situación laboral actual en México. Un programa de esta índole es un buen incentivo para propiciar la formalidad laboral [8], especialmente en los deciles más bajos de ingreso en los que, como ya se mencionó, la
informalidad es mayor. También existe el riesgo de que factores externos no controlables impacten la tasa de desempleo, lo cual haría que el costo del programa se incrementase. Del mismo modo, habrá que considerar esquemas mixtos como el caso de Chile o Argentina, en los que, tanto el trabajador como el empleador, realizan aportaciones mensuales a una cuenta individual con el fin de enfrentar una posible contingencia.

Al mismo tiempo es necesario analizar los compromisos en su conjunto. Como bien se menciona en el documento Cifras Preliminares sobre el Pacto por México, 47 de los 95 compromisos son contingentes de una reforma fiscal.

  1. Pacto por México disponible en http://bit.ly/ViZMi1.
  2. Los datos hasta septiembre corresponden a la ENOE, para octubre se utilizan las cifras preliminares proporcionadas por el INEGI.
  3. Clasificación de los hogares de acuerdo a diferentes características sociodemográficas de los habitantes, así como características físicas de la vivienda. Esta clasificación se desprende de la información del Censo Nacional de Población y Vivienda (INEGI, 2010).
  4. Cuando una persona deja de buscar trabajo no es necesariamente porque fue contratada, puede deberse también a que desistió de su búsqueda.
  5. Hasta el mes de octubre del 2012.
  6. Zona A: $62.33; Zona B: $60.57 y Zona C $59.08 (SAT, 2012).
  7. En la realidad esta condición no se cumpliría por el hecho de que un subsidio de este tipo modificaría el comportamiento de las personas, e.g. una persona que desistió de buscar empleo a las cuatro semanas, al recibir un subsuidio podría ampliar su búsqueda de empleo por el plazo que dura el programa.
  8. La tasa de informalidad laboral en el tercer trimestre del 2012
    fue de 29.2% respecto a la PEA (ENOE, 2012).