[El documento completo se puede descargar en la parte inferior de esta publicación.]

El Paquete Económico 2016 hace un esfuerzo por reestructurar el gasto público, aunque dista de ser base cero, ya que propone modificar únicamente lo administrado por el Poder Ejecutivo y deja de lado las reformas que reducirían las presiones al gasto. Los próximos presupuestos deberán buscar la sostenibilidad del sistema fiscal en el largo plazo.

La ILIF estima una recaudación del 24.8% del PIB – considerando un incremento en lo recaudado por ISR y IEPS-  y propone incurrir en una deuda del 3.2% del PIB. Los saldos históricos de los requerimientos financieros continúan en aumento, sin concretar los compromisos adquiridos por reducirlos en el mediano plazo. Para 2016 la deuda alcanzará 47.8% del PIB, a pesar de que la ILIF 2015 se comprometía a una deuda de 43.3%.

Los ingresos petroleros en 2016 representarían 20.29% de los ingresos totales. La ILIF 2016 estima un precio de 50 dólares por barril (-36.7% respecto al precio estimado en la LIF 2015) y una producción de 2,247 miles de barriles diarios (-6.4% respecto a la producción estimada en la LIF 2015). Bajo estas variables, la ILIF 2016 estima recaudar $862,806.9 millones de pesos (mdp) por ingresos petroleros en 2016. Esto representa una disminución del 30% real con respecto a los ingresos petroleros estimados en 2015, destacando la caída de los ingresos propios de PEMEX (-13.8%),  y de los ingresos petroleros del Gobierno Federal (-39.4%).

La recaudación federal participable podría llegar en 2016 a 2 billones, 431 mil 465 millones 773 mil 200 pesos; un incremento del 1.98% real respecto a 2015. Habría un incremento de 8.54% en el total de participaciones, en términos reales, con respecto a 2015. En cuanto a las aportaciones, éstas incrementarían 1.13% en 2016: Baja California Sur, Baja California, Oaxaca, Hidalgo y Sonora son las entidades con los mayores aumentos respecto a 2015. Sin embargo, 18 entidades recibirían menos montos por aportaciones comparado con lo que recibían en 2015; San Luis Potosí, Campeche, Jalisco, Nuevo León y Tabasco son los estados con mayores retrocesos.

Se destinan 685,218.2 mdp a la función educación: una disminución de 1.9% en términos reales respecto al PEF 2015. Destaca la reducción del presupuesto destinado al nivel superior: -3.9% en términos reales, y fue el mayor decremento del presupuesto asignado entre los niveles educativos. El presupuesto de educación básica sigue teniendo la misma estructura y clasificación económica que en 2015. FONE (pago a la nómina educativa) aun representa casi el 80% del gasto en educación básica. Se crea el Programa Nacional de Inglés, al que se le asigna 0.18% del presupuesto de educación básica (789.02 mdp) y un programa de separación laboral en el ramo 23 (2,135.24 mdp). El Fondo de Aportaciones Multiples (FAM) representa el 1.55% del gasto en educación y será el medio de pago para los bonos de infraestructura educativa; tuvo un aumento real de 1.97% con respecto al PEF 2015.

El presupuesto de la función salud aumentó en un promedio de 3.5% de 2013 a 2015, el PPEF 2016 propone una reducción en su gasto de 1.2% real respecto a 2015. El gasto de inversión (infraestructura) en salud decrecerá 23.8% real, mientras que otros gastos corrientes aumentarían 7.6% respecto al PEF 2015. La única subfunción que vería un aumento es “Protección Social en Salud” (de donde se desprende el Seguro Popular) con un incremento de 69.5% (aumento dirigido al ramo 33 – Aportaciones federales para estados y municipios). Cabe destacar que el presupuesto destinado a atender la salud de la población por IMSS e ISSSTE -instituciones que atienden a más del 60% de los mexicanos- cae 14.3% en el PPEF 2016 con respecto a 2015.

El gasto de pensiones no contributivas; es decir, el gasto del “Programa para Adultos Mayores (PAM), tiene asignado 39,486 mdp; una reducción de 9.9% en términos reales respecto al PEF 2015. Por ende, las caídas en pensiones no contributivas y en el gasto en salud indican que la seguridad social universal no es prioritaria en el Paquete Económico 2016. Las pensiones contributivas (IMSS, ISSSTE, PEMEX, etc.), por otra parte, verían un aumento del 9% en 2016, aunque el crecimiento del número de pensionados por parte de instituciones de seguridad social crece alrededor del 0.05% cada año.

El análisis publicado por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria es un esfuerzo por publicar una primera evaluación del Paquete Económico antes de que cumpla 72 horas de haber sido entregado. El 21 de septiembre se presentará un análisis exhaustivo, que incluirá el desglose de los principales recortes a programas presupuestales, las participaciones y aportaciones a los estados y análisis de la deuda. El CIEP busca con este documento contribuir al inicio del debate para lograr la sostenibilidad del sistema fiscal en el largo plazo.