Un cambio en las tasas impositivas afecta, de distinta manera, a cada persona, de acuerdo con su nivel de ingreso. En este boletín, se analiza, utilizando el Simulador Fiscal v3.0, elaborado por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, A.C. (CIEP), la incidencia de los dos principales impuestos en México: el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Se incluyen tres escenarios: el primero tiene las tasas impositivas actuales; el segundo tiene unas tasas disminuidas; y, finalmente, el tercero tiene tasas incrementadas. En el caso del IVA, se incluye un cuarto escenario: tasas actuales, pero gravando, adicionalmente, alimentos y medicinas (las cuales actualmente tienen una tasa del 0 %).

1. Introducción

La incidencia se refiere al cambio que las personas perciben en sus ingresos tras la ejecución de los impuestos (o transferencias públicas). Es decir, se refiere al impacto en el bolsillo de las personas tras el pago de impuestos. Este boletín analiza la incidencia del IVA y del ISR. Específicamente, la incidencia del ISR en personas físicas, en tres escenarios diferentes; y, la del IVA, en cuatro.

El primer escenario es el actual, con las tasas vigentes; el segundo, es aquél con una disminución en la tasa aplicada, tanto del ISR a personas físicas (límite superior del 35 % al 30 %), como del IVA (16 % al 12 %). El tercero y último, es aquél con un aumento en las tasas, al 40 % en el caso del ISR a personas físicas y al 19 % en el caso del IVA. En este último caso, se analiza un cuarto escenario, donde se mantiene la tasa general vigente, pero se gravan a una tasa del 16 % los alimentos y medicinas.

Se escogió analizar al ISR a personas físicas por su carácter progresivo; es decir, a mayores ingresos, mayor la tasa de impuesto a pagar. Por ejemplo, el ISR a personas morales, se mantiene en una tasa fija y (casi) generalizada del 30 %.

Para cada uno de estos casos, se calculará, por decil, el monto promedio anual a pagar, la distribución o participación del pago de impuestos y el porcentaje del ingreso bruto que éstos representan.

  • Decil: Cada decil representa un 10 % de la población, ordenado de menor (decil I) a mayor (decil X), de acuerdo a su ingreso bruto total per capita anual del hogar.
  • Distribución: Representa cuánto cada decil aporta o recibe del impuesto en cuestión.
  • % del ingreso bruto: Proporción de la cantidad aportada o del beneficio recibido como porcentaje de su ingreso bruto.

2. ISR

El ISR es un impuesto directo (i.e. que grava los ingresos), tanto para personas físicas como para las morales. Este boletín se enfoca en la incidencia del ISR a personas físicas. Particularmente, en el ISR a personas físicas, existe un subsidio al empleo, el cual se aplica contra el ISR correspondiente, según el rango de ingresos. Esta información se muestra en el cuadro 1. Dicho subsidio no varía en ninguno de los escenarios analizados.

subsidios

Escenario actual: En la composición actual del ISR, la tasa más alta del ISR para personas
físicas es de 35 % sobre los ingresos anuales mayores a 3,000,000 de pesos (250,000 pesos mensuales) (Cuadro 2).

cuadro2

Escenario con tasas disminuidas: Se analiza la incidencia de bajar la tasa máxima a 30 %
para las personas con ingresos anuales mayores a 1,000,000 de pesos (83,333 pesos mensuales) (Cuadro 3).

cuadro3

Escenario con tasas aumentadas: Además, se analiza la incidencia de subir la tasa
máxima a 40 % para las personas con ingresos anuales mayores a 3,000,000 de pesos (250,000 pesos mensuales) (Cuadro 4).

cuadro4

Al realizar el análisis de incidencia, los resultados arrojados por el Simulador Fiscal v3.0 (1) revelan que, los cuatro deciles con ingresos más bajos son subsidiados por el ISR en todos los escenarios. Es decir, en lugar de pagar un impuesto, el sistema fiscal hace un gasto (2).

La distribución de los dos deciles de mayor ingreso no varía significativamente en ninguno de
los escenarios analizados, siendo de 91.8 % para el actual, 91.5 % para el de tasas bajas, y, 92.0 % para el de tasas altas.

Debido a que las tasas impositivas para los deciles más bajos no son modificadas, se mantiene el mismo beneficio (subsidio), medido como porcentaje del ingreso bruto, en los tres escenarios.

En el caso del decil de más altos ingresos, el ingreso bruto que destinan al pago del ISR au-
menta conforme las tasas impositivas incrementan. Cuando la tasa máxima es de 30 %, el
decil X aporta el 15 % de su ingreso bruto al pago de ISR. En el escenario actual, en donde la tasa máxima es de 35 %, este porcentaje se incrementa a 16 %. Finalmente, cuando la tasa máxima es de 40 %, el porcentaje del ingreso bruto que el decil X aporta al pago de ISR es de 16.4 %.

Otro punto a destacar es que, a medida que aumentan las tasas, el total del ingreso destinado al pago de ISR aumenta, lo que indica una mayor recaudación. Estos resultados se pueden observar en el cuadro 5.

cuadro5

3. IVA

El IVA es un impuesto indirecto (i.e. al consumo) que grava toda transacción comercial, ya sea de bienes o servicios. La tasa actual es de 16 %; sin embargo, hay diversos bienes que están exentos de dicho impuesto, los cuales son alimentos, medicinas, transporte urbano, canasta básica, transporte foráneo, educación privada y compra y renta de casa habitación.

Adicionalmente al escenario actual, se analiza uno en donde se mantiene la tasa general a 16 %, pero se gravan también los alimentos que no forman parte de la canasta básica y las medicinas. Un tercer escenario es donde se baja la tasa general a 12 % y se mantienen las exenciones actuales y, finalmente, se analiza la incidencia de subir la tasa general a 19 %, manteniendo las exenciones actuales.

Al cambiar la tasa del IVA, el aumento o disminución de lo que cada decil dedica de su ingreso al pago de este impuesto es mayor en los deciles mas bajos. Por ejemplo, al aumentar la tasa a 19 %, el decil I pasa de destinar el 10.5 % de su ingreso bruto en el escenario actual al 12.5 %, un aumento de 2.0 %. En este mismo escenario, el decil X pasa de destinar el 4 % de su ingreso bruto al pago de este impuesto a destinar el 4.8 %, un aumento de 0.8 %. Algo similar sucede al bajar la tasa al 12 %, el decil I disminuye el porcentaje de su ingreso bruto que le dedica a este impuesto, comparado con el escenario actual, en un 2.6 %, mientras que el decil X lo disminuye en un 1.1 %. La distribución no sufre cambios en ninguno de estos escenarios.

Al gravar los alimentos y medicinas, todos los deciles aumentan el porcentaje de sus ingresos
brutos que destinan al pago del IVA. Sin embargo, el aumento es más pronunciado en el decil I, en donde el aumento es de 1.9 %, en comparación con el decil X, donde su aumento es de .4 %. La distribución sufre cambios poco significativos con respecto al resto de los escenarios. Estos resultados se muestran en el cuadro 6.

cuadro6

4. Comentarios Finales

Cambios tributarios en el ISR y el IVA traen diferentes consecuencias para diferentes sectores
de la población. Por su carácter progresivo, aumentos en la tasa del ISR afecta a las personas de los deciles de más altos ingresos de la población.

En el caso del IVA sucede lo contrario, aunque es un impuesto más difícil de evadir, debido a que es un impuesto al consumo, aumentos en su tasa afectan de una manera mayor a los sectores más vulnerables de la población, aunque, medido en términos monetarios netos, el aumento en el pago del IVA será mayor en los deciles más ricos debido a su mayor capacidad de consumo.

Todos estos son factores que deben de considerarse para hacer política pública. Sin embargo,
existen factores que no son contemplados dentro de este boletín, como lo es la inflación, los cambios en los patrones de consumo que modificaciones al IVA podrían tener y el cambio en las decisiones de las empresas que modificaciones en las tasas del ISR podrían ocasionar (3).

Notas a pie de página

(1)  Disponible en http://simuladorfiscal.ciep.mx/.

(2) No siempre es claro saber si el empleado recibe el beneficio del subsidio al empleo o si empleador reajusta los salarios hacia la baja para que el gobierno pague la diferencia.

(3) El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria es un organismo de la sociedad civil, sin fines de lucro ni agenda partidista, que provee información y análisis accesibles, relevantes y técnicamente sólidos para mejorar y democratizar las discusiones en economía y finanzas públicas, con el propósito de darle sostenibilidad al sistema fiscal en beneficio de las generaciones presentes y futuras. Por lo tanto, no provee de propuestas específicas que modifiquen las leyes ni la política pública.

Ver referencias

INEGI (2014). Encuesta nacional de ingresos y gastos. Disponible en http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/Proyectos/encuestas/hogares/regulares/enigh/.
Información obtenida el día 03 de mayo de 2016.

SHCP (2016). Ley del impuesto sobre la renta.