CNN Expansión – 15 de Enero, 2015

Si la baja en los precios del combustible persiste, obras de infraestructura se verán retrasadas; el precio de la mezcla mexicana ha caído más de 60% en menos de seis meses.

Proyectos de inversión y gasto corriente serían los dos rubros más afectados ante una posible reducción en el gasto de Gobierno en los próximos meses debido a la caída en los precios del petróleo, advirtieron especialistas.

El gasto público y el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) requieren de una reingeniería total y un análisis programático para su mejor operación.

“Lo primero en disminuir son proyectos de inversión y factores de tipo cosmético como en el gasto corriente como la reducción de viáticos, viajes y plazas de honorarios, pero esta parte como porcentaje del Presupuesto es nada”, comentó el director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal.

Gran parte de los recursos del PEF ya están etiquetados y hay renglones que son ineludibles como el pago de pensiones.

A inicios de este mes, Luis Videgaray, secretario de Hacienda, reconoció que el Gobierno contempla reducir el gasto público debido a la caída que han sufrido los precios internacionales del petróleo. Hasta el cierre de este miércoles, el precio de la mezcla mexicana se ubicaba en 38.48 dólares, con lo que registra una pérdida de 62% desde mediados de junio de 2014, cuando aún se cotizaba por arriba de 100 dólares.

¿Proyectos insignia en riesgo?

Los tres proyectos ferroviarios del Gobierno federal (México-Querétaro, México-Toluca y el Transpeninsular) deberian repensarse, pues carecen de justificaciones técnicas porque no hubo una discusión pública que explicara el aforo de pasajeros, el precio del boleto o experiencias similares de otros países, comentó el director general del Instituto Mexicano para la Competitvidad (Imco), Juan Pardinas.

Agregó que en España el tren de alta velocidad está altamente subsidiado, mientras que en China las condiciones demográficas son muy diferentes a las de México.

Respecto a la obra insignia del Gobierno de Enrique Peña Nieto, es decir el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, los especialistas coincidieron en que algunas obras podrían retrasarse.

“Van a disminuir los proyectos de inversión, si es un proyecto endeble es más fácil recortarlo pero si es uno justificado puede haber afectaciones en el crecimiento económico”, comentó Héctor Villarreal.

Los analistas consideraron necesario reforzar el combate a la corrupción, que los proyectos de inversión se revisen cuidadosamente para vigilar que los recursos públicos lleguen a su destino final, así como revisar los objetivos y resultados de los programas sociales y subsidios.

¿Mayor deuda?

Los expertos consultados dijeron que si bien hay espacio para que la Secretaría de Hacienda continúe con la contratación de una mayor deuda, esta opción podría presionar a las finanzas públicas en el largo plazo.

“Sin duda puede haber un alza de la deuda pero no manda buena señal a los mercados y un recorte en el gasto parece mandar un mensaje de estabilidad”, comentó el director general del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), Enrique Cárdenas.

“Sería más grave para la economía si el Gobierno se olvidara de sus compromisos legales con el déficit público (…) El precio de 76 dólares que se fijó en el Presupuesto 2015 no corresponde al mercado y ahora la planeación debe pagar las consecuencias”, comentó por su parte Juan Pardinas.

El Gobierno federal se comprometió a reducir el déficit fiscal paulatinamente hasta 2018 para regresar al equilibrio, luego de que el Congreso de la Unión le aprobó un programa de endeudamiento.

VER NOTA