La Razón de México  –  17 de Septiembre, 2013

Los 45 mil 225 millones de pesos que propuso el gobierno en el presupuesto para el programa, servirán para llegar a 5.6 millones de ancianos; según el CIEP se requieren 67 mil millones de pesos

Los recursos propuestos para implementar la pensión universal, el próximo año alcanzarían sólo para cubrir al 71.1 por ciento de los beneficiarios y con una mensualidad menor a la prevista, advirtió Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2014, se prevé transformar el programa “Pensión para Adultos Mayores” a una pensión universal que permita atender a los

5.6 millones de mexicanos en edad de vejez, que no reciben un apoyo económico.

Para lograrlo, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto propuso un presupuesto por 45 mil 225 millones de pesos para 2014, precisando que serán beneficiarios aquéllos que tengan más de 65 años y tuvieron ingresos en su vida laboral iguales o menores a 15 salarios mínimos, esto último para no contribuir a la población que más tiene.

Sin embargo, Villarreal consideró que dicho monto será insuficiente porque, de acuerdo con el Simulador Fiscal CIEP que es el único en su clase gratuito, se requieren al menos 67 mil 187 millones de pesos para que la pensión universal tenga una cobertura de 100 por ciento, es decir, una diferencia de casi 22 mil millones de pesos con lo presupuestado.

De mantenerse el presupuesto sin cambios, porque todavía falta que lo apruebe el Congreso de la Unión, el director del Centro de Investigación indicó que sólo se ampararía al 71.1 por ciento de los beneficiarios potenciales, que equivale a poco más de 3.9 millones de adultos mayores; mientras que la mensualidad sería de aproximadamente 920 pesos al mes, cuando en la propuesta se busca que sea de mil 92 pesos.

Esta no sería la primera transformación que ocurre en el programa “Pensión para Adultos Mayores”, ya que durante el sexenio a cargo de Felipe Calderón fue conocido como “70 y más”.

Con la entrada al poder de Peña Nieto se amplió la partida presupuestal para modificar las reglas y que pudieran participar adultos mayores a partir de los 65 años de edad, lo que benefició a casi 1.1 millones de personas adicionales.

Por lo anterior, el programa recibió un presupuesto para 2013 por 26 mil 944 millones de pesos, monto superior en 7 mil millones a lo destinado para 2012.

Aumentan en 35.3% el presupuesto de becas. El gobierno propuso aumentar en 35.3 por ciento el presupuesto total de becas para el próximo año, al proponer recursos por 14 mil 587 millones de pesos, destacó Villarreal.

Para lograr lo anterior se unificarán los diferentes programas de becas a cargo de la Secretaría de Educación Pública, para crear el Programa Nacional de Becas.

Cerca del 97.2 por ciento del total de recursos se destinarán para becas educativas, donde destacan las otorgadas al nivel superior, seguidas de la educación media superior y finalmente los posgrados. Mientras que el resto de los recursos se asignarán a cultura, educación básica, educación indígena, entre otros.

“En este sentido, destaca el propósito de combatir la deserción escolar, e incrementar la matrícula y terminación en los niveles educativos de tipo medio y superior”, comentó el director del CIEP.

Asignan 0.01% del PIB al seguro de desempleo. De aprobarse sin cambios el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2014, se destinarían mil 950 millones de pesos, lo que equivale a 0.01 por ciento del Producto Interno Bruto, al seguro de desempleo que busca crear el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con la Ley propuesta, se proporcionaría a los desempleados que hayan estado afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social o al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, un porcentaje de su salario promedio de las últimas 24 cotizaciones mensuales.

Dicho recursos provendrían de las asignaciones del gobierno federal y las aportaciones patronales equivalentes a 3 por ciento del trabajador, esto último podría afectar la Subcuenta de Vivienda de los trabajadores, destacó Villarreal.

VER NOTA