Dinero en Imagen – 24 de Marzo, 2015

Del 2.1% que creció la economía en 2014, el gasto ejercido por los tres niveles de gobierno tuvo una contribución nula, es decir, cero puntos porcentuales, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Lo anterior debido a que el consumo del gobierno, es decir, el gasto que se ejerce para las funciones de prestación de bienes y servicios, tuvo una contribución positiva de 0.3 puntos porcentuales, pero el gasto ejercido en obra física, es decir la inversión pública, tuvo un efecto negativo de 0.3 puntos.

gasto_1_240315

Cabe destacar que este fenómeno de baja contribución del gasto de los niveles federal, estatal y municipal se viene presentando sistemáticamente desde 2009, ya que en 2008 fue la última vez que tuvo un efecto significativo, cuando del 1.4 por ciento que creció la economía, el gasto público aportó 1.3 puntos porcentuales.

En opinión de Sunny Villa, investigadora del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), una de las razones que explican el bajo aporte del gasto público al crecimiento del PIB consiste en la rigidez de dicho gasto, ya que casi 77% es irreductible, y año con año sólo se puede cambiar 5% del total del presupuesto.

“No hay un vínculo en la hechura del presupuesto y el ciclo económico. Por las rigideces presupuestales, como las pensiones, el gasto federalizado, el servicio de la deuda, etc.; no se puede hacer una política contracíclica para que el gasto del gobierno apoye al crecimiento de la economía”, opinó Villa.

Participación privada

Los datos del INEGI señalan que el consumo y la inversión privados crecieron en 2014 dos y 4.8 por ciento, respectivamente; mientras que las exportaciones de bienes y servicios se incrementaron en un nivel de 7.8 por ciento.

Estos tres rubros fueron los que más aportaron al crecimiento el año pasado, con 1.3, 0.8 y 2.3 puntos porcentuales, respectivamente.

gasto_2_240315

VER NOTA