El gasto público en educación en México tiene dos fuentes principales: la federación y las entidades federativas. Del mismo modo, el ejercicio del gasto corresponde por un lado, al gobierno federal y por el otro, a los gobiernos estatales. El objetivo de este boletín, es profundizar en el gasto en educación por parte de los estados, en el ejercicio fiscal 2012.

Se muestra el gasto público en educación de las entidades federativas, según la fuente de financiamiento, por nivel educativo y por estudiante. De este modo, se podrá apreciar el esfuerzo de las entidades al utilizar recursos propios para brindar los servicios educativos, así como el monto de las asignaciones que se hacen para cada nivel y para cada estudiante. Se utilizaron como fuentes de información: la Cuenta de la Hacienda Pública de la Federación (CP) 2012 (SHCP, 2013), para datos referentes al gasto federal y; los Reportes Estadísticos de los Cuestionarios de Financiamiento Educativo (CFEE) (SEP, 2013), para información relacionada con el gasto estatal.

1. Gasto educativo estatal

Durante el ejercicio fiscal 2012, las entidades federativas ejercieron alrededor de 475,885.4 millones de pesos (mdp) en educación básica, media superior y superior (incluyendo posgrado), cifra que representa el 69.8 por ciento del gasto público total en estos rubros. El 67.9 por ciento del gasto estatal provino de transferencias de la federación hacia los estados y el 32.1 por ciento restante se trata de recursos propios. El 87.1 por ciento de los recursos se destinaron a educación básica, 6.0 por ciento a media superior y 6.9 por ciento a superior, incluyendo posgrado.

El estado que más gastó durante el 2012 fue Jalisco, con un ejercicio de 54,500.7 mdp, seguido del Distrito Federal y Veracruz con 33,686.3 y 32,992.4 mdp, respectivamente. En contraste, Chihuahua y Baja California Sur tuvieron el menor gasto, con un total de 3,275.8 y 3,833.9 mdp, respectivamente. El gasto promedio a nivel nacional fue de 14,871.4 mdp. Jalisco fue el estado que más recursos propios destinó al gasto en educación, con un monto de 23,564.1 mdp, seguido de Veracruz con 12,248.4, Hidalgo con 11,132.8 y Baja California con 10,887.3 mdp. En promedio, los estados gastaron 5,270.3 mdp de sus recursos en este concepto. Nayarit (533.3 mdp), Zacatecas (638.9), Morelos (657.7), Oaxaca (759.3) y Chihuahua (768.3), son los que menos recursos aportaron.

En cuanto a la proporción de la fuente de financiamiento del gasto público en educación, se observa que Baja California (54.9%), Colima (46.2%), Sonora (45.3%), Nuevo León (44.5) y Yucatán (44.1%), destinaron la mayor cantidad de recursos propios a este rubro. Por el contrario, Oaxaca (5.0%) y Zacatecas (9.8%) son los que menos recursos propios aportaron. Coahuila, el Distrito Federal y Guerrero no reportan información sobre el tema (Figura 1).

Figura12-2

La cantidad de recursos que aportan, tanto los gobiernos estatales, como el gobierno federal, para ofrecer los servicios públicos muchas veces dependen del tamaño de la entidad y de su población, por lo que, usualmente, los estados más grandes cuentan con mayores recursos que los pequeños. Por esta razón, y con la finalidad de hacer comparaciones más precisas, es necesario considerar el gasto por persona, además del gasto total.

En el ciclo escolar 2012 – 2013, se estima que la matrícula en escuelas públicas fue de 29,573,174 estudiantes.[1] El 80.1 por ciento de estos en educación básica, 12.2 por ciento en media superior y 7.8 por ciento en superior (incluyendo posgrado). El Estado de México (3,785,965) es la entidad con más estudiantes, a este le siguen el Distrito Federal (2,078,438), Veracruz (1,955,667), Jalisco (1,853,868), Puebla (1,632,241) y Chiapas (1,539,785). Estas entidades en conjunto con Guanajuato, Nuevo León, Oaxaca, Michoacán y Guerrero, representan el 63.0 por ciento de la matrícula total. Los estados con la menor matrícula son Baja California (167,244), Colima (169,445) y Campeche (223,203), que representan menos del uno por ciento de la matrícula total, cada uno.

Al dividir el gasto público de la entidad entre la cantidad de estudiantes que tiene, se obtiene el gasto por alumno, que representa el costo unitario anual de prestar los servicios educativos en la entidad. Los resultados muestran que el estado con el mayor gasto público por estudiante es Baja California con 24,920.9 pesos, esto es 8,829.1 pesos por encima del promedio nacional (16,091.8). En contraste, Chiapas gasta sólo 9,819.9 pesos por alumno, 6,271.9 pesos por debajo del promedio nacional y 15,101.0 pesos menos que Baja California. Otras entidades que gastaron más que el promedio son Baja California Sur (22,924.2), Durango (21,839.8), Campeche (21,015.1) y Michoacán (20,666.6), por mencionar algunas. Y otras que gastaron menos son Hidalgo (11,987.7), Morelos (13,561.4) y Oaxaca (13,629.1), por mencionar algunas (Figura 2).

Figura22

2. Gasto estatal por nivel educativo

Con el fin de profundizar más sobre los recursos que gastan las entidades en educación, se muestran las distribuciones por nivel educativo, tanto en términos absolutos, como en relación al total. Esto, por entidad federativa, gasto total y por estudiante.

Para el 2012, a nivel nacional se destinaron 414,578.4 mdp a educación básica. En términos absolutos, el Estado de México (45,356.1 mdp), el Distrito Federal (32,673.2 mdp), Veracruz (26,059.8 mdp) y Jalisco (22,587.9 mdp) son los estados que más gastaron en este nivel educativo. Mientras que, Colima (2,793.7 mdp), Baja California Sur (3,324.9 mdp) y Campeche (3,718.6 mdp) son los de menor gasto. En educación media superior, las entidades en conjunto ejercieron 28,345.4 mdp. Nuevamente el Estado de México (6,076.3 mdp) presenta el mayor gasto, seguido de Veracruz (3,648.1 mdp), Jalisco (3,008.4 mdp) y Puebla (2,309.8 mdp). Por el contrario, Oaxaca (2.7 mdp), Hidalgo (53.9 mdp) y Morelos (59.1 mdp) ejercieron el menor gasto. Finalmente, Veracruz (3,284.5 mdp) y el Estado de México (3,068.4 mdp) gastaron más que el resto de los estados en educación superior, al tiempo que Chiapas (71.9 mdp), Nayarit (80.7 mdp) y Morelos (82.0 mdp), son los que menos gastaron. En suma, las entidades federativas ejercieron 32,961.6 mdp en educación superior.

En relación con el total de los recursos públicos gastados por los estados en los tres niveles de educación, Oaxaca (99.3%), Chiapas (98.7%), Hidalgo (97.7%), Morelos (97.6%), el Distrito Federal (97.0%), Nuevo León (96.4%), Zacatecas (95.8%) y Nayarit (95.3%), gastaron más del 95 por ciento en educación básica. El Estado de México (11.1%), Veracruz (11.1%), Jalisco (11.0%) y Quintana Roo (10.0%), son las entidades con mayor proporción del gasto en nivel medio superior. Y los estados de Querétaro (13.7%), Yucatán (13.2%), Sinaloa (12.6%), Tabasco (12.3%), Sonora (11.9%), Coahuila (11.6%), Campeche (11.3%), San Luis Potosí (10.2%) y Veracruz (10.0%), destinaron a la educación superior más gasto que el resto de las entidades (Figura 3).

Figura31
Nuevamente resulta conveniente, e incluso necesario, realizar comparaciones que tomen en cuenta la cantidad de estudiantes en cada entidad, es decir, realizar un análisis del gasto por alumno para lograr un mejor entendimiento sobre el gasto público en educación que realizan las entidades.

Durante el ejercicio fiscal 2012, el gasto por alumno de las entidades federativas fue, en promedio, de 17,504.5 pesos en educación básica, en media superior de 7,881.7 pesos y en superior 14,376.4 pesos. Baja California (28,769.2 pesos) es el estado que más gastó por cada estudiante de nivel básico, Baja California Sur (25,639.3 pesos) es el segundo estado con mayor costo unitario en este nivel educativo y les siguen Durango (25,214.3) y el Distrito Federal (23,618.6 pesos). Chiapas (11,530.4 pesos) es el estado con el menor costo unitario en este rubro. En nivel medio superior los estados de mayor gasto son Veracruz (15,761.9 pesos), Campeche (15,517.5 pesos) y Yucatán (15,346.4 pesos), y los de menor, Hidalgo (591.7 pesos) y Chiapas (635.3 pesos). Finalmente, en educación superior, Yucatán (37,147.3 pesos) y Guanajuato (26,743.6 pesos) gastaron más por estudiante que el resto de los estados, mientras que Chiapas (1,368.1 pesos) presentó el menor gasto por estudiante (Figura 4).

Figura4-2

Comentarios finales

Se observa que las entidades más grandes, más ricas y/o con mayor población estudiantil, son las que gastan la mayor cantidad de recursos en educación pública, tanto de manera general, como por nivel educativo, sin importar si se trata de gasto total o por estudiante. Se observa también que el esfuerzo de los estados para destinar recursos propios a este rubro, es un componente sumamente importante en el gasto ejercido por las entidades, a pesar de las transferencias que reciben de la federación, y les permite incrementar, de forma considerable, el gasto por estudiante. Este factor, es el que ha provocado la polarización del gasto público en educación entre las entidades federativas.

Destaca también la gran proporción que representa el gasto en educación básica en todos los estados. En contraste, el gasto en educación media superior es el más bajo en la mayoría de las entidades, incluso, el gasto por estudiante en este nivel, es también el más bajo. Esto representa un gran reto para los gobiernos estatales y federal, debido a los objetivos de cobertura planteados, del 80 por ciento para el 2018 y del 100 por ciento para el 2021.

Ver referencias

Secretaría de Educación Pública (SEP). 2011. Estadística e indicadores educativos por entidad federativa. Sistema Nacional de Información Estadística Educativa. México. Disponible en:http://www.snie.sep.gob.mx/

SEP. 2013. Reportes estadísticos del cuestionario de financiamiento educativo estatal. México. Disponible en: http://cfee.dgpp.sep.gob.mx/

Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). 2013. Cuenta de la Hacienda Pública Federal 2012. México. Disponible en:

http://www.apartados.hacienda.gob.mx/contabilidad/documentos/informe_cuenta/2012/index.html


[1] Secretaría de Educación Pública. 2011. Estadística e indicadores educativos por entidad federativa. Sistema Nacional de Información Estadística Educativa. México.