El 8 de mayo de 2014 se presentó la Cuenta de la Hacienda Pública Federal 2013, cuyo contenido muestra el ejercicio de los recursos federales durante el año pasado. En este boletín, se analiza el destino y uso de los recursos asignados a la función educación con el objetivo de informar a la población interesada sobre el gasto público en materia educativa durante el ejercicio fiscal 2013.

Clasificación económica de la función educación

La función educación concentra el total de los recursos que el Gobierno Federal asigna a educación. Para el ejercicio fiscal 2013, el monto de estos recursos ascendió a 598,563.2 millones de pesos (mdp), cifra que representa 2.2 por ciento más, en términos reales, que lo ejercido durante 2012, y 6.5 por ciento más con respecto a lo aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2013 (PEF).

El 96.1 por ciento del gasto realizado a través de esta función se destinó al gasto corriente, que está conformado, entre otros aspectos, por los sueldos, gastos de operación y subsidios. Por otra parte, el 3.9 por ciento restante se ejerció mediante el gasto de inversión, compuesto por inversión física y subsidios, es decir, recursos destinados a infraestructura (construcción, compra o renta de inmuebles, herramientas, materiales, diversos equipos, etc.). En ambos casos se aprecia un incremento, en términos reales, de 1.8 y 13.6 por ciento, respectivamente, con respecto al ejercicio fiscal 2012, y de 5.7 y 30.8 por ciento, respectivamente, con respecto al presupuesto 2013 (Cuadro 1).

Cuadro1 (1)

Esta distribución de recursos se debe a que los servicios educativos en nuestro país son, en su mayoría, impartidos a través de la modalidad escolarizada, en la que cada grupo de estudiantes recibe los diferentes tipos de educación (básica, media y superior) por parte de uno o más docentes, por lo que la mayoría de los recursos sirven para pagar sus sueldos. Sin embargo, el incremento en el gasto de inversión refleja mayor preocupación por mejorar la infraestructura educativa.

Subfunciones y ramos asociados a la función educación

Además de la clasificación económica, la función educación se puede analizar a través de las subfunciones que la componen y de los ramos que se encuentran asociados a ella. Esto, con la finalidad de distribuir los recursos de manera más específica de acuerdo con su objetivo, y también de administrarlos a través de las diferentes secretarías según su objetivo.

Subfunciones

Son seis las subfunciones mediante las cuales se distribuyen los recursos asignados a la función educación, siendo la educación básica la subfunción que concentra la mayor cantidad de recursos (61.3%), seguida de educación superior (16.8%), educación media superior (12.3%), otros servicios educativos y actividades inherentes (7.4%), educación para adultos (1.4%) y posgrado (0.8%). Excepto por la subfunción educación media superior que muestra un decremento de 1.8 por ciento, en términos reales, con respecto a lo ejercido en 2012, las subfunciones muestran incrementos reales en el ejercicio de los recursos, destacando otros servicios educativos y actividades inherentes con un 16.9 por ciento más que en 2012. Esta última también destaca al hacer un comparativo con respecto a lo aprobado en el PEF, pues presenta un incremento de 66.2 por ciento, mientras que el resto de las subfunciones tienen aumentos de entre 2.3 y 4.3 por ciento (Cuadro 2).

Cuadro2 (1)

La distribución de los recursos refleja el peso que tiene cada nivel educativo en nuestro país, siendo la educación básica la que concentra la mayor cobertura, y por tanto, el mayor número de escuelas, alumnos y profesores. Sin embargo, a éste no le sigue la educación media superior, como cabría esperar dados los valores de los indicadores mencionados, sino la educación superior que, a pesar de tener menor matrícula, tiene un costo mayor debido al grado de especialización de los servicios educativos y de las necesidades de infraestructura, entre otros aspectos. Bajo esta lógica, es inesperado que posgrado sea la subfunción con menos recursos, sobre todo porque la subfunción educación para adultos tiene casi el doble de recursos que posgrado, situación que probablemente se deba a la cantidad de estudiantes y a la concentración de los mismos.

Ramos asociados

Los recursos de la función educación se administran a través de 8 ramos, de los cuales 5 representan a secretarías del gobierno federal, 1 a un organismo autónomo y 2 son mecanismos presupuestarios diseñados para transferir recursos a estados y municipios. Los primeros son: Hacienda y Crédito Público (ramo 6); Defensa Nacional (ramo 7); Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (ramo 8); Educación Pública (ramo 11) y; Marina (ramo 13). El segundo corresponde al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). Y finalmente, las Previsiones y Aportaciones para los Sistemas de Educación Básica, Normal, Tecnológica y de Adultos (ramo 25) y las Aportaciones Federales para Entidades Federativas y Municipios (ramo 33).

Lo primero a destacar es la inadecuada e incorrecta presentación del INEE como un ramo autónomo, ya que su aprobación como ramo se da a partir del ejercicio fiscal 2014. En este sentido, no es posible comparar, de forma apropiada, el ejercicio de recursos reportados bajo este ramo, pues en el PEF los recursos que le fueron asignados al INEE se encontraban dentro del ramo 6. Una vez aclarado esto, cabe destacar el incremento de gasto por parte del ramo 7, así como el decremento de gasto por parte del ramo 13. Resalta el hecho de que ambos ramos representan a las fuerzas armadas de nuestro país, y de que los recursos que ejercen en materia de educación corresponden, en su mayoría, a becas para hijos de militares/marinos en activo. Las variaciones con respecto a lo ejercido en 2012 son, en términos reales, de 24.8 y -5.2 por ciento, respectivamente, mientras que al comparar con lo aprobado para 2013 las diferencias son de 26.8 y -30.9 por ciento, respectivamente (Cuadro 3).

Sobre la distribución de los recursos de la función entre los diferentes ramos, resalta que los ramos 33 y 11 concentran la mayor parte del gasto, al sumar el 93.1 por ciento del total de la función. A estos les sigue el ramo 25 que representa el 5.7 por ciento del gasto en educación y, finalmente, los ramos 6, 7, 8, 13 y el INEE suman el 1.2 por ciento restante (Cuadro 3). Esta composición se da porque el ramo 11, que representa a la Secretaría de Educación Pública, es la encargada de administrar la educación en México, mientras que el ramo 33 es la forma mediante la cual se transfieren recursos a las entidades federativas para el pago de los maestros y la inversión física.

Cuadro3

Programas presupuestarios de la función educación

Dentro de los programas presupuestarios a través de los cuales se ejercen los recursos de la función educación, se encuentran algunos que destacan por su importancia para la prestación de los servicios educativos, para el cumplimiento de los objetivos en materia educativa establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo y/o el Programa Sectorial de Educación vigentes. A su vez, algunos de ellos resaltan por las variaciones que presentan con respecto a lo ejercido en el ejercicio fiscal 2012 y/o respecto al presupuesto aprobado para 2013 (Cuadro 4):

  • Producción y edición de libros, materiales educativos y culturales. En este programa se erogaron 24.4 mdp, lo que representa un decremento de 80.5 por ciento con respecto al presupuesto aprobado y de 2.8 por ciento con relación a lo ejercido en 2012, en términos reales.
  • Programa de Formación de Recursos Humanos Basados en Competencias (PROFORHCOM). Se ejercieron 252.5 mdp, cifra que representa 13,009.7 por ciento más que lo aprobado, aunque 50.0 por ciento menos, en términos reales, que lo ejercido en 2012. De acuerdo con la Cuenta Pública 2013, esto se debe a que “solamente el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica contaba con recursos aprobados, y fueron transferidos a 7 unidades responsables más en el transcurso del ejercicio con el propósito de cumplir con las metas establecidas”.
  • Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico. Se presenta un decremento de 77.2 por ciento con respecto a lo aprobado y de 40.3 por ciento, en términos reales, con respecto a lo ejercido en 2012.
  • Registro Nacional de Profesionistas. El incremento del 303.6 por ciento en comparación con el presupuesto aprobado, y del 646.1 por ciento, en términos reales, con respecto a lo ejercido en 2012, es producto del gasto en una partida denominada “Servicios de Informática” cuyo objetivo fue la digitalización del “Archivo General de la Dirección General de Profesiones”.
  • Proyectos de Infraestructura Social en Educación. El ejercicio ascendió a 2,300.6 mdp y representó un incremento de 52.8 por ciento con relación al presupuesto aprobado y de 5.4 por ciento, en términos reales, con relación al ejercicio durante 2012.
  • Subsidio Federal para Centros de Excelencia Académica. Con un incremento de 102.8 por ciento con respecto al presupuesto aprobado y de 109.5 por ciento, en términos reales, con respecto al ejercicio de 2012, se ejercieron 105.0 mdp mediante este programa.
  • Fortalecimiento de la calidad de las Escuelas Normales. Se ejercieron 24.9 mdp, es decir, 87.2 por ciento menos que lo aprobado y 87.3 por ciento menos, en términos reales, que el gasto realizado durante 2012.

Cuadro4