La deuda subnacional es algo relativamente nuevo para los estados y municipios en México. Hace apenas una generación era muy difícil para un gobierno local adquirir deuda por restricciones en la regulación y porque el mercado de estos instrumentos era limitado. Actualmente la situación es diferente. Un gobierno estatal o municipal puede acercarse con la banca comercial, banca de desarrollo o institución similar para hacerse de recursos; incluso es posible recurrir al mercado de valores con emisiones de deuda para financiarse del público en general.

Este boletín muestra una fotografía sobre el estado que guarda la deuda subnacional en México. En el boletín se explica qué es la deuda subnacional, para luego explorar diferentes métricas empleadas en la actualidad para medir el nivel de endeudamiento. El boletín no busca establecer la superioridad de una métrica sobre otras, pero si trata de mostrar las ventajas y desventajas que éstas tienen entre sí.

Deuda subnacional

La deuda no es otra cosa que anticipar ingresos futuros. Al igual que en el caso de las finanzas personales, cuando se pide un crédito lo que en realidad se está haciendo es privilegiar el consumo el día de hoy a cambio de sacrificar consumo en el futuro. En el caso de los gobiernos la deuda tiene una función similar. En muchas ocasiones el contraer deuda está plenamente justificado porque se espera que el uso de los recursos de la deuda el día de hoy genere rendimientos suficientes para pagarla el día de mañana. Aunque los números de deuda entre entidades son fácilmente comparables, es necesario establecer que no toda la deuda es igual. No es lo mismo tener una deuda por haber adquirido una vivienda que tener deuda por haber tomado unas vacaciones. En el caso de los gobiernos, no es lo mismo adquirir deuda para financiar proyectos de corto plazo o incluso gasto corriente, que para financiar obras productivas de largo plazo.

A continuación se presenta información sobre la situación que guarda la deuda subnacional basada en datos que ha recabado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

¿Qué estado es el más endeudado?

Para establecer cuál es el estado más endeudado se tiene que seleccionar una métrica específica. Una de las más comunes es la de deuda total. Esta métrica permite ver en términos absolutos en qué estados se está concentrando la deuda subnacional. La figura 1 muestra que cinco estados concentran el 54% de la deuda subnacional en México. El Distrito Federal, el Estado de México, Nuevo León, Veracruz y Jalisco representan más de la mitad de la deuda del país. Estos estados tienden a concentrar mucha población por lo que parte de su endeudamiento se puede explicar simplemente por su tamaño. Para controlar por esta importante variable se puede recurrir a un indicador de deuda por habitante. La lógica de ajustar la deuda por habitante es que a mayor población corresponde una mayor capacidad para absorber deuda.

La figura 2 muestra que basados en la métri- ca de deuda por habitante, los estados más endeudados son Quintana Roo, Nuevo León, el Distrito Federal, Sonora y Chihuahua. Quintana Roo tiene aproximadamente $7,750 pesos de deuda por cada hombre, mujer y niño que habita en el estado, seguido de Nuevo León con $7,450, el Distrito Federal con $5,900, Sonora con $4,950 y Chihuahua con $3,850. Las demás entidades tienen menos de la mitad de la deuda por habitante que el estado más endeudado en este indicador. Si bien este indicador controla por tamaño de población, no controla por tamaño de economía. Para controlar esta variable se puede emplear el indicador de deuda total sobre producto interno bruto. La lógica de ajustar la deuda por PIB estatal es que a mayor PIB estatal corresponde una mayor capacidad para absorber deuda, pues existe un sector productivo para respaldarla.

La figura 3 muestra que los estados más endeudados después de considerar el tamaño de sus economías son -en orden de magnitud- Quintana Roo, Nayarit, Michoacán, Sonora y Nuevo León con indicadores que van de 5.2 a 3.4 por ciento del total de su producto interno bruto. Esta métrica se puede argumentar que es imperfecta puesto que el tamaño de una economía estatal no está relacionado con el tamaño o capacidad de los gobiernos estatales de hacer frente a sus deudas. El principal ingreso para la mayoría de los estados son las participaciones federales. Otro indicador de endeudamiento estatal que se puede explorar en México es la proporción que representa la deuda con respecto a los ingresos vía participaciones federales.

La figura 4 muestra que existen estados cuya deuda ha excedido el monto que reciben vía participaciones federales como lo son Quintana Roo y Nuevo León, seguidos por Sonora, Chihuahua y el Distrito Federal. Este indicador, si bien es susceptible de variaciones por razones ajenas a los estados como serían los aumentos o disminuciones en participaciones federales, refleja la capacidad de pago, pues la mayoría de la deuda subnacional está ligada de alguna manera al ingreso participado por el gobierno federal.

Conclusión

Responder a la pregunta ¿qué estado es el más endeudado en México? no es tan sencillo como pareciera a simple vista. La respuesta depende de que variable sea la más importante para quien está haciendo el análisis. Sin embargo, cabe destacar que existen estados que aparecen en los cinco más endeudados en más de una lista. Cabe destacar que internacionalmente no se da prioridad para una métrica específica o algún nivel a partir del cual un gobierno local se considera en problemas. Lo que existe son regulaciones diferentes en cada país; algunas más restrictivas que otras.

Anexos

 

Ver referencias

  • Secretaría de Hacienda y Crédito Público (2011), Unidad de Coordinación con Entidades Federativas al 1er trimestre de 2011. Disponible en: http://www.hacienda.gob.mx/Estados/Deuda_Public a_EFM/2011/Paginas/1erTrimestre.aspx
  • Instituto Nacional de Estadística Geografía e In- formática, INEGI, Censo de Población y Vivienda 2010. Disponible en: http://www.censo2010.org.mx/