El sistema educativo mexicano, rezagado en calidad y distribución de recursos – 14 de junio de 2016

La educación, pese a que representa el mayor gasto del gobierno federal (15.2% del Presupuesto de Egresos de la Federación) presenta rezagos en su calidad, por lo que es necesario que el gobierno federal replantee las fórmulas existentes de distribución de recursos a la educación pública por estado, de manera que sea equitativa.

De acuerdo con el reporte “Gasto público para una educación de calidad”, del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP), mientras que la educación básica está alcanzando una cobertura universal y progresiva, en la educación media superior y superior la cobertura es baja y no equitativa.

“A pesar de que el gasto más importante del gobierno es la educación, estos recursos aún tienen una planeación inercia y de corto plazo, la cual no favorece la equidad, la calidad educativa ni la sostenibilidad fiscal, ya que para que tengan un impacto positivo en el sistema fiscal y una mejora en la calidad educativa, es necesario vincular el gasto público con las necesidades reales de la educación”, detalla el CIEP.

Por ejemplo, cita el estudio, el gasto educativo básico entre las entidades no corresponde a la población educativa en Baja California, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Puebla, Sonora, Tabasco y Yucatán.

Mientras en entidades como Aguascalientes, Ciudad de México, Guerrero, Michoacán, Morelos, Nayarit, Veracruz y Zacatecas se reciben recursos superiores en proporción del gasto educativo por aportación superior a la proporción de estudiantes.

Datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) de 2014 revelan que en educación media superior el 39.2% de los jóvenes, que pertenecen a la población más pobre no recibió educación, mientras que el 79.2% de los jóvenes entre 18 y 22 años más pobres no participan en la educación superior.

Para los jóvenes que pertenecen a la población con mayores ingresos estos datos se reducen, pues solo el 6.6% y 31% no tuvo acceso al Sistema Educativo Nacional.

Los especialistas del CIEP Fiorentina García Miramón, Sunny Villa y Héctor Villarreal detallaron que aunque la evaluación y medición de la calidad educativa es necesaria para la definición de políticas públicas eficaces, en México aún existe falta de continuidad de referentes que permitan medir la transición de la calidad de la educación.

México es el país de la OCDE que destina mayores recursos a la educación como proporción del gasto público (18.4%), sin embargo como proporción del PIB el gasto representa un porcentaje apenas por encima del promedio de la OCDE (5.4%) y en términos de gasto por alumno, el país es de los que menos recursos destina a cada alumno (2,819 dólares).

VER NOTA