El programa 65 y más costará 7 mil 999.1 millones de pesos (mdp) adicionales a los que se gastarían en el programa 70 y más.

Uno de los compromisos firmados en el Pacto por México [7] refiere a la Pensión para los adultos mayores de 65 años que no cuenten con un sistema de ahorro para el retiro o pensión del IMSS o ISSSTE. Este compromiso implica dos etapas: convertir el programa 70 y más en 65 y más; después se establecerá una cuota social adicional, aportada por el Gobierno Federal, a una cuenta individual a todos los Mexicanos al  cumplir 18 años y hasta la edad de 65 años.

En el presente boletín se estima el costo de la primera etapa de este compromiso. Se encuentra que, sólo incluir a la población de 65 años y más que no cuenten con un sistema de ahorro para el retiro o pensión del IMSS o ISSSTE o de alguna otra institución pública o privada, costará al erario público, en 2013, 7 mil 999.1 millones de pesos (mdp) adicionales a los que ya se gastan en el programa 70 y más. Esta estimación no incluye el apoyo por bancarización, ni por atención por servicios de salud a la población que se adiciona al programa.

1. El programa 70 y más

El programa 70 y más comenzó operaciones en 2007 bajo el nombre de Programa de Atención a Adultos Mayores en Zonas Rurales. Su objetivo inicial era contribuir a que los adultos mayores de 60 años, que habitaban en zonas rurales de alta y muy alta marginación, salieran de la pobreza alimentaria y que mejoraran sus condiciones de vida.

Después de cinco años de puesta en marcha, el programa actual, ha cambiado de objetivos. Ahora el programa está orientado a incrementar el ingreso de los adultos mayores de 70 años, aminorar el deterioro de su salud física y mental y contribuir a su protección social. Los beneficiarios del programa, además de ser mayores de 70 años, deberán aceptar la suspensión del apoyo para adultos mayores del Programa de Desarrollo Humano Oportunidades (en caso de ser beneficiario y no recibir ingresos por concepto de pago de jubilación o pensión.

Estos cambios en los objetivos del programa y en la población que atiende también se han reflejado en su presupuesto. Según la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL)[1] inicialmente el programa atendió a 1,031,005 adultos mayores; en 2011 esta cifra fue de 2,149,024 adultos mayores. En términos de recursos públicos, en su origen, el programa contó con 137.9 mdp; en 2011 se ejercieron 12,972.3 mdp. Para 2012, este programa tiene presupuestado 18,821.2 mdp. Esta expansión del programa se explica por la incorporación de localidades con mayor número de habitantes. En 2007, el programa atendía solo a localidades de hasta 2,500 habitantes. Actualmente el programa abarca localidades de más de 30 mil habitantes. Ver cuadro 1.

El apoyo que reciben los beneficiarios del programa consiste en lo siguiente:

  • Apoyo económico de 500 pesos mensuales, que se entrega cada dos meses.
  • Pago de marcha (en caso de defunción) por 1000 pesos. Éste se entrega una sola  vez al representante del beneficiario.
  • Apoyo para la incorporación de los beneficiarios al esquema de bancarización.
  • Acciones de promoción dirigidas a mejorar la salud física y mental de los beneficiarios.
  • Servicios y apoyos para atenuar los riesgos por pérdidas en el ingreso o salud.

2. Creación del programa 65 y más

El Pacto por México sugiere una pensión para los adultos mayores de 65 años que no cuenten con un sistema de ahorro para el retiro o pensión del IMSS o ISSSTE. La creación de este programa es planteada como una extensión del programa 70 y más.

Con base en las proyecciones de población publicadas por el Consejo Nacional de Población, la inclusión al programa de las personas de entre 65 y 69 años, en 2013, implicaría un incremento de 1.3 millones de beneficiarios potenciales. Tomando en cuenta el número de defunciones y la población beneficiaria estimada, implicaría un gasto adicional de 7 mil 999.1 mdp. Esta cifra sólo incluye los apoyos monetarios por pensión mensual y pago de marcha. Esta estimación se hace bajo el supuesto de que la proporción de la población que ya cuenta con algún tipo de pensión permanece constante, con base en 2010. La proporción de adultos mayores de 65 años que contaban con algún tipo de pensión en 2010 fue de 49.9 %.

Considerando a la población proyectada por CONAPO, se estima que la expansión del  Programa 70 y más tendrá una población objetivo de 3.9 millones adultos mayores. Lo cual implica un costo para 2013 de 24,320.3 mdp; esto representa el 0.1 por ciento del producto interno bruto. Este costo solo incluye los apoyos monetarios y el límite del 4% de gasto de operación, autorizado en las reglas de operación 2012. Si consideramos la expansión de la población en este segmento de edad, para 2022 este programa implicará una carga fiscal 32,948.0 mdp (precios de 2012), con una población objetivo de 2,370,857 adultos mayores. Ver cuadro 2.

3. Incidencia del programa 65 y más

El programa 65 y más, que beneficia directamente a los adultos mayores de 65 años, que no cuentan con una pensión es ligeramente regresivo. Los cálculos de incidencia, realizados con la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares 2010 [3], muestran que el 59.0% de la población beneficiaria potencial se encuentra entre el 50% de la población más pobre. La diferencia entre el porcentaje de beneficiarios potenciales del decil más rico y más pobre es de 4.4% en favor de los que menos tienen. Ver tabla 3

4. Comentarios finales

El programa 70 y más se originó con la finalidad de apoyar a los que menos tienen. Sin embargo, con el paso de los años el programa ha mutado en un apoyo general para los adultos mayores que no reciben pensión alguna, sin importar su condición de vulnerabilidad. Esto ha traído beneficios a la población que no necesariamente se encuentra en condiciones de pobreza, beneficiando también a los que más tienen.

De haber aplicado la extensión de este programa en 2012, se hubiera requerido el 0.6 por ciento del total del presupuesto de egresos de la federación, en contraste con el 0.5 por ciento asignado. Al considerar la evolución demográfica y la expansión futura de la generación de 65 años y más, se encuentra que, de seguir este tipo de subsidios, el programa puede representar una carga fiscal en el presupuesto hasta del 75 por ciento más de lo aprobado en 2012.

Ver referencias

  1. de Desarrollo Social, S. Información del programa de 70 y más. Disponible en http://bit.ly/kowOWc, dentro de Programas sociales, Programa de 70 y más e Información del Programa, 2012. Accesado el día 06 de diciembre de 2012.
  2. de Desarrollo Social y Universidad Autónoma de Chiapas, S. Meta evaluación 2007-2012 del programa 70 y más. Disponible en http://bit.ly/Vqklc9, dentro de Programas sociales, Evaluación de los programas sociales, Evaluaciones anuales 2012 Meta evaluación 2007-2012, 2012. Accesado el día 06 de diciembre de 2012.
  3. de Estadística y Geografía, I. N. Encuesta nacional de ingresos y gastos de los hogares. Disponible en http://bit.ly/LJbJiM, dentro de Estadística y Encuestas en hogares, 2010. Accesado el día 06 de diciembre de 2012.
  4. de Hacienda y Crédito Público, S. Cuenta de la hacienda pública federal. Disponible en http: //bit.ly/YGj1K7, dentro de Egresos, Contabilidad gubernamental y Cuenta de la Hacienda Pública Federal, 2007-2011. Accesado el día 06 de diciembre de 2012.
  5. de Hacienda y Crédito Público, S. Presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio fiscal 2012. Disponible en http://bit.ly/xviMhy, dentro de Egresos, Presupuesto de Egresos de la Federación y Presupuesto de Egresos, 2012. Accesado el día 06 de diciembre de 2012.
  6. de Población, C. N. Proyecciones de la población nacional 2010-2050. Disponible en http://bit.ly/11HQuSS, dentro de México en cifras, Proyecciones de la población 2010-2050y Proyecciones de la población, 2012. Accesado el día 06 de diciembre de 2012.
  7. Pactopormexico.org. Pacto por méxico. Disponible en http://bit.ly/Ujkob2, dentro de Acuerdos, 2012. Accesado el día 06 de diciembre de 2012.