En su segundo día de mandato, el Presidente Enrique Peña Nieto encabezó la firma del denominado Pacto por México. Al subscribirse a dicho acuerdo, los líderes de los principales partidos políticos comprometieron a sus respectivos grupos a impulsar un conjunto de iniciativas y reformas. Estos cambios pretenden contribuir al fortalecimiento del Estado Mexicano, la democratización de la economía,  la política y de la participación de los ciudadanos en el diseño, ejecución y evaluación de la política pública.

El presente boletín provee cifras preliminares y opiniones respecto de algunos puntos vinculados directamente con modificaciones al presupuesto y la asignación de los recursos. Además, los compromisos aquí revisados son aquellos que, por su claridad, permiten cuantificar su magnitud de manera directa.

Compromiso 1: Acceso universal a los servicios de salud.

El acceso universal a los servicios de salud puede ser analizado desde las siguientes vertientes:

1) Aumentar la cobertura. La cobertura de servicios de salud de la población pasó de un 47% en 2005 a 65% en 2010, según cifras censales. A pesar de esta expansión, alrededor de 38 millones de mexicanos carecen de derechohabiencia en alguna institución de salud. A nivel regional, existen municipios con más del 80% de su población que carece de acceso a los servicios de salud, los cuales se ubican principalmente en los estados de Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz.

2) Igualar la calidad. Unificar los paquetes de salud costaría entre 5 y 16.5 puntos porcentuales adicionales del PIB, dependiendo del paquete de salud que se desee homologar. Por ejemplo, ofrecer un paquete similar al del IMSS, a toda la población, costaría alrededor de 723 mil millones de pesos (mdp), aproximadamente 5 puntos adicionales del PIB.

3) Infraestructura en salud. En 2011, por cada mil habitantes, el país contaba con 0.8 camas para uso hospitalario. Algunos analistas consideran al menos 1 cama por cada mil habitantes, como mínimo deseable. Por el tamaño de la población en México, sería necesario añadir aproximadamente 23 mil camas censables. Considerando los costos de construcción de hospitales de la Secretaria de Hacienda en 2012, la inversión necesaria para integrar estas 23 mil camas censables, ascendería entre 0.64 y 2.8 puntos porcentuales del PIB.

Para más detalles revisa los boletines:
Cobertura universal de la salud en México: Estimación del gasto público adicional.
Cobertura Universal de la Salud en México: Requerimientos de Infraestructura y Equipamiento

Compromiso 3: Pensión para adultos mayores a 65 años.

Sólo incluir a la población de 65 años y más que no cuenten con un sistema de ahorro para el retiro o pensión del IMSS o ISSSTE o de alguna otra institución pública o privada costaría al erario público, en 2013, aproximadamente 7,999.07 mdp adicionales a los que ya se gastan en el programa 70 y más. Esta estimación no considera la inclusión de la condición de exclusión a aquellos que no cuenten con un sistema de ahorro para el retiro o pensión del IMSS o ISSSTE o de alguna otra institución pública o privada. Tampoco se incluye la atención por servicios de salud a la población que se incluye.

Compromiso 4: Seguro de Desempleo para asalariados del sector formal.

La tasa de desempleo en lo que va del 2012 es del 4.98% y, usando datos de la ENOE 2010, se sabe que la mayor proporción de los desempleados tarda en encontrar empleo de 1 a 4 semanas.

Compromiso 6: Erradicar la pobreza extrema.

Actualmente existe el Programa de Apoyo Alimentario, el cual tiene un costo en el Presupuesto de Egresos de la Federación del 2012 de 4,083.8 mdp, el cual al cierre del año buscará beneficiar a 670 mil familias. El programa está dirigido a las personas cuyo ingreso estimado per cápita no exceda la Línea de Bienestar Mínimo. Las cifras oficiales (CONEVAL) de pobreza extrema indicaron que el 18.8% de la población tuvo un ingreso neto mensual menor al precio de la canasta alimentaria en ese año ($683.72 en el área rural y $978.29 en el área urbana). La meta establece reducir este porcentaje a 0 %, para lo cual se debe considerar un escenario tendencial de aumento en el precio de los alimentos que componen dicha canasta (En Julio del 2012, el precio de la misma ya era de $798.58 en el medio rural y de $1,120.13 en el urbano).

Compromiso 14: Incrementar cobertura al 80% en Educación Media Superior y 40% en Educación Superior.

La cobertura en educación media superior (15 a 17 años de edad) en el ciclo escolar 2012 – 2013 es de 69.7 %. Para llegar a una cobertura del 80% (céteris páribus) se necesita que 684,085.4 jóvenes puedan acceder a este nivel educativo. Por su parte, la cobertura en educación superior (18 a 22 años de edad, no se incluye posgrado) es de 30.4% al ciclo escolar actual (2012 – 2012), por ende, para lograr una cobertura del 40% (céteris páribus) es necesario dar lugar a 965,924.8 jóvenes.

El costo unitario de la educación media superior para el año 2012 es de 17,127.8 pesos por alumno. Entonces el costo de incorporar a los 684,085.4 jóvenes de entre 15 y 17 años de edad al nivel medio superior sería de 11,716.9 mdp. Mientras que el costo unitario de la educación superior para el mismo año es de 34,575.2 pesos por alumno. Así, el costo de dar acceso a los 965,924.8 jóvenes a la educación superior sería de 33,397.1 mdp.

Compromiso 15: Programa Nacional de Becas para educación Media Superior y Superior focalizado a los jóvenes de familias en los 4 deciles más pobres

La participación de jóvenes en nivel medio superior pertenecientes a los 4 deciles más bajos (decil de ingreso del hogar) es de 32.6% (calculado con la ENIGH 2010 y la matrícula del ciclo escolar 2011 – 2012). Asumiendo que el programa de becas que se otorgue sea el programa síguele que en 2012 otorga 500 pesos mensuales durante 10 meses y hasta la culminación del bachillerato (céteris páribus), el costo de extender este programa a los 1,343.8 miles de alumnos que se encuentran en los 4 deciles más bajos sería de 20,155.6 mdp.

En caso de que para el nivel superior se decida otorgar la beca PRONABES, que otorga 750 pesos mensuales el primer año de la carrera, 830 pesos mensuales el segundo año, 920 pesos mensuales
durante el tercer año y 1,000 pesos mensuales a partir del cuarto año (todos los años durante los 12 meses), a los 453,013 estudiantes de educación superior en los 4 deciles más bajos, y asumiendo programas (carreras) de 4 años, el costo total (céteris páribus) sería de 19,026.5 mdp.

Compromiso 73: “No se entregarán más subsidios a la población de altos ingresos”

Sobre todo en sector de combustibles fósiles, el gasto fiscal es altamente regresivo: la mitad de las familias más pobres (deciles 1 a 5) es beneficiada con el 20% del subsidio a las gasolinasl; mientras que la mitad más rica se beneficia con el restante 80% (tan sólo los últimos dos concentran el 47.11% del  beneficio).

Se requiere alcanzar más del 25% del PIB en inversión

En 2012, el gasto público en inversión es del 4.38% del PIB (el gasto en inversión física fue del 3.2% del PIB, mientras que el gasto en “otro tipo de inversión” (subsidios a la inversión e inversiones financieras) fue de 1.17 %.

Más detalles leer el boletín:

Inversión en infraestructura en México

Programa de austeridad 2013: se requiere reducir el gasto corriente y sumarle al gasto de inversión

En el 2012 el gasto corriente programable fue de 2,196,951.50 mdp (59.27% del total gasto presupuestado), mientras que el gasto en inversión física fue de 492,917.00 mdp (13.30 %).

Opinión del Dr. Carlos González Barragán, Director Ejecutivo del CIEP

El Pacto por México incluye acuerdos en cinco grandes categorías:
1. Acuerdos para una sociedad de derechos
2. Acuerdos para el crecimiento económico y la
competitividad
3. Acuerdos para la seguridad y la justicia
4. Acuerdos para la transparencia, rendición de cuentas
y el combate a la corrupción
5. Acuerdos para la gobernabilidad democrática

Dentro de estas categorías se encuentran 95 compromisos, de los cuales 47 son contingentes en la aprobación de una reforma hacendaría. Todos los compromisos que dependen de esta reforma implican una erogación de recursos importante. Los 48 compromisos que no requieren de la reforma hacendaría en su mayoría son de índole política o de cambios menores. Sin embargo, algunos de estos compromisos de igual forma requieren de recursos como el seguro de vida para jefas de familia, la creación de infraestructura cultural en las entidades federativas, el fortalecimiento de las comunidades indígenas o el multiplicar la actividad de exploración de PEMEX.

Algunos compromisos se limitan a ratificar una política; como lo es la propiedad nacional de los hidrocarburos. Otros exploran temas meramente legales, pero que a pesar de ser materia legislativa puede tener un impacto positivo en el desempeño económico del país. Por ejemplo, el combatir la corrupción y la delincuencia de una forma más eficiente reduciría los costos de hacer negocios en el país; el permitir que los legisladores hagan carrera política y que existan gobiernos de coalición mejoraría su conocimiento y evitará curvas de aprendizaje que en si mismas pueden hacer que el país se retrase en materia de reformas.

El pilar económico del Pacto por México es la reforma hacendaria. Este mismo pacto plantea de manera general cinco puntos principales para la reforma. A continuación se presenta un breve resumen acompañado de una recomendación para mejorar la probabilidad de éxito de la reforma:

1. Incrementar la eficiencia recaudatoria: Se busca ampliar la base, simplificar el cobro de impuestos y combatir la elusión y evasión fiscales. CIEP recomienda apoyar la simplificación que en otros países ha dado
buenos resultados.

2. Fortalecer el federalsmo fiscal: Se busca replantear la Ley de Coordinación fiscal, ampliar atribuciones locales de control y cobro, así como apuntalar el cobro del impuesto predial. CIEP recomienda dar un rol más activo a los gobiernos locales no sólo en control y cobro, sino en diseño de políticas fiscales e impositivas a nivel local.

3. Eficientizar el gasto público y transparencia: Se busca eliminar duplicidad de funciones, así como compactar áreas y dependencias. CIEP recomienda explorar un presupuesto base cero.

4. Fortalecer la capacidad financiera del estado: Se acuerda eliminar régimen de consolidación fiscal, así como revisar el diseño y la ejecución de impuestos directos e indirectos. CIEP recomienda una revisión de
las implicaciones en materia de inversión.

5. Revisar política de subsidios a regímenes especiales: Se busca no dar más subsidios a la población de altos ingresos CIEP recomienda revisar políticas en la materia y no sólo la incidencia de los gastos fiscales.

Opinión del Dr. Héctor Villarreal Páez, Director General del CIEP

-El “seguro para jefas de familia” (fallecimiento) es atractivo mediáticamente y probablemente relativamente barato.

-Algo similar ocurre con la transición del programa “70 y más” a “65 y más”. En el muy corto plazo, el cambio no sería muy oneroso. Note que la contribución a cuentas individuales (cuota social) se presenta hasta el segundo semestre de 2013, es decir con la reforma fiscal. No sería posible hacerlo de otra manera.

-Los cambios a PEMEX en el primer semestre serán sobre todo de transparencia. El siguiente semestre (y de nuevo como parte del paquete completo) se analizaría el destino de los derechos petroleros.

-No hay menciones al gas natural (industria, distribución, etc.). Debería ser pieza central en una eventual reforma energética.

– Es importante que se haya reconocido la necesidad de una nueva ley minera. México pierde muchos recursos por derechos.

-Se habla explícitamente de quitar la consolidación fiscal. Choque frontal con el “top income”.

-Puede haber una importante reducción de los gastos fiscales (lo que en el documento llaman “quitar subsidios”).

-El documento prepara muchas “zanahorias” para dar a cambio de una reforma fiscal. Es el camino para la estrategia de comunicación.