La publicación del Censo Educativo 2013 arrojó que el 31% de las escuelas públicas cubren su nómina exclusivamente con recursos propios de cada estado, lo que nos refleja la presión y dependencia que tiene la educación pública al gasto federal. Ésta dependencia da incentivos a los estados para inflar su plantilla magisterial y por ende recibir mayores recursos a través de los fondos. Por ello, con el fin de generar un adecuado control administrativo de la nómina de maestros y para la que se destinan 298 mil mdp que equivalen al 1.63% del PIB y 5% del gasto federal, se crea el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE).

En el presente boletín se analiza la distribución del FONE y los datos del Censo Educativo 2013 donde se muestra la fuente de recursos que tienen las escuelas para el pago de sus maestros. En términos de apertura de datos por parte de los sistemas educativos subnacionales, de los 144,969 planteles considerados, el 20% de ellos no dio una cifra exacta de cuantos maestros tienen frente a un grupo. El estado con mayor ausencia de datos tanto en plantilla como en provisión de recursos para el pago de su nómina magisterial es Oaxaca.

1.- ¿Por qué crear el FONE? 

Entre las justificaciones que el Ejecutivo presentó para reformar el FAEB[1] (antecesor de FONE) está la asignación igualitaria que se hacía por estudiante; es decir, se consideraba que los costos de vida de los maestros en una entidad rural y urbana eran los mismos. Otra justificación residía en el abuso de creación de plazas y exceso de personal por parte de las entidades federativas,  lo cual distorsionaba las cantidades asignadas por el FAEB y acentuaba el gasto inercial derivado del pago a la nómina educativa.

2.- ¿Cómo el FONE administrará la nómina educativa?

La nueva fórmula para cubrir gastos operativos necesarios para el pago de maestros considera criterios de matrícula y participación de las entidades, este programa FONE Gastos de Operación representa el 3.44% (12,012.95 mdp) del total de su presupuesto. FONE Servicios Personales es el programa que concentra los recursos para el pago de nóminas y representa el 85.63 del presupuesto del presupuesto total del FONE.

La Figura 1 nos muestra la distribución de los recursos del FAEB y FONE entre los estados. Son elEstado de México (8.2%), Veracruz (7.5%), Oaxaca (5.7%), Jalisco (5.4%) y Guerrero (5.2%) los estados que mayor cantidad de recursos les fue asignada. Por su parte los estados con la menor aportación fueron Colima, Quintana Roo, Campeche, Baja California Sur y Tlaxcala recibiendo apenas el 6% entre todos.

Figura 1

faeb2014-fone2015

 

2.- ¿Cómo se encuentra actualmente el sostenimiento educativo en los estados?

El Censo Educativo 2013[2] es la primera fuente de información que nos permite conocer cuántas escuelas reciben recursos del gobierno federal, estatal, municipal, organizaciones autónomas y padres de familia. En la Figura 2 se representa el grado de sostenibilidad estatal que cada sistema educativo subnacional tiene; es decir, el porcentaje de escuelas por cada estado que pagan a susmaestros exclusivamente con recursos propios y no son dependientes del gobierno federal.

Figura 2

mapa-1

 

El Estado de México refleja ser la entidad con mayor descentralización económica ya que el 62% de sus escuelas reportan recibir sólo recursos estatales. En el otro extremo, se encuentra Morelos donde el 91% de las escuelas declararon recibir dinero del gobierno federal para cubrir su nómina educativa. Anteriormente en el FAEB, la influencia del tamaño de la matrícula era muy notoria puesto que las entidades con la mayor cantidad de estudiantes resultaban ser las que mayor cantidad de aportaciones por parte de la federación recibían.

Para este 2015, la asignación tuvo variaciones considerables que se pueden observar en el Cuadro 1. Éste contiene la variación real (FAEB 2014 y FONE 2015) de cada estado, el porcentaje de personal en cada escuela[3] con respecto al total nacional y el porcentaje de escuelas de cada entidad federativa, que no tienen una cifra exacta en cuanto a personal o procedencia de sus recursos para cubrir la nómina educativa.

cuadro

 

Existen dos puntos a resaltar, el primero es el alto porcentaje tanto de la nómina en el sector educativo como de procedencia de recursos que se negó a dar información, un ejemplo claro es Oaxaca (con 92.2% y 13.3% respectivamente) y que además tuvo un incremento en su presupuesto asignado de 15% con respecto al año anterior. Segundo, a entidades como Estado de México, Nuevo León y Veracruz, que concentran cerca del 30.3% de todo el personal a nivel nacional,  les fueron reducidos sus recursos federales, . Esto puede que se deba a que dichas entidades reportan tener un mayor sostenimiento estatal que federal.

3.- Consideraciones Finales

Esta concentración de la administración de la nómina educativa en el gobierno federal debe considerar integrar un registro confiable del personal educativo a nivel estatal, registro que se quiere llevar a cabo a través del Sistema de Información y Gestión Educativa. Como se puede observar en el Censo Educativo 2013, existen muchas disparidades estadísticas en cuanto a fuente de recursos y nómina educativa. Siendo el FONE el tercer programa con mayor gasto para el país, es un tema que definitivamente debe mantenerse en discusión por su presión  para las finanzas públicas.

Ver referencias

[1] Censo de escuelas, maestros y alumnos de educaci
on basica y especial. Disponible en http://www3.
inegi.org.mx/sistemas/descarga/?c=100, 2013.
Accesado el da 20 de octubre de 2014.
[2] SHCP. Proyecto de presupuestos de egresos de la
federacion, 2014.

[1] En caso de información más detallada sobre el FAEB, CIEP cuenta con una publicación del desarrollo de este Fondo en 2013 www.ciep.mx

[2] Datos obtenidos del apartado de Centros de Trabajo del CEMABE (Censo de Escuelas, Maestros, Alumnos y Alumnos de Educación Básica y Especial 2013). Se excluye el apartado de CONAFE porque no cuenta con las variables que especifican la fuente de recursos para el pago de maestros.

[3] Personal en Centros de trabajo censado, se excluye el apartado de CONAFE porque no cuenta con las variables que especifican la fuente de recursos para el pago de maestros.