• La reducción en gasto corriente asciende a 34.4 mmdp, misma cantidad que se destina al pago de los estímulos de servidores públicos.
  • El recorte de 62 mmdp que sufrió PEMEX representa el 17% del total de sus programas.
  • SHCP no especificó de dónde recortarán 5 mmdp en el rubro gasto de inversión.

(30 de enero de 2015) – El recorte que anunció hoy el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, representa una reducción del 2.65% en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2015. De esta reducción, 62 mil millones de pesos (mmdp) provendrán de PEMEX, 10 mmdp de CFE y 52.3 mmdp se descontarán de la Administración Pública Federal, de los cuales 65% son de gasto corriente y 35% de gasto en inversión.

Ante este anuncio, el gasto de inversión sufrirá una pérdida de 18 mmdp; aún con la cancelación del tren peninsular (7,205.1 mdp)  y la suspensión del tren México-Querétaro (5,787.1 mdp), la suma de ambas inversiones dan 12 mmdp, lo que deja 5 mmdp restantes que no se sabe de dónde provendrán.

Para ajustar el gasto corriente (que incluye servicios personales, gasto de operación y programas de subsidios), habrá una reducción de 34.4 mmdp. Se destaca la disminución del 10% en gasto de plazas de carácter eventual y por honorarios, además de la restricción para crear nuevas plazas (a menos que sean para el cumplimiento de reformas de disposiciones jurídicas o fortalecer programas prioritarios). El rubro Servicios personales, que se refiere a sueldos y salarios de servidores públicos, pudiera ver un recorte de hasta 77.3 mmdp. Llama la atención que el recorte necesario para ajustar el gasto corriente (34.4 mmdp) equivale al pago de estímulos que reciben los servidores públicos.

En cuanto a la reducción que vio PEMEX del 17% de su presupuesto asignado, lo más probable es que se le recorte al objeto de gasto “Obra pública en bienes propios”, que representa un 96.8% de su presupuesto total (354,648.43 mdp, de los 366,352.00 mdp).

SHCP propuso un replanteamiento en la estructura del presupuesto para 2016, el cual tendrá una base cero; esto significa una gran oportunidad para un replanteamiento del gasto. Ante la necesidad de reformular el PEF, el CIEP invita a la sociedad a sumarse a la iniciativa 800 voluntarios, para ayudar a vigilar y re diseñar el gasto público.